Al final no pasó nada y el Real Madrid ganó Liga y Champions pero el desafío messiánico continúa en la pupila merengue donde la indignación y la osadía no tienen perdón; ni siquiera a un jugador del calibre del argentino. Los goles son caso aparte; golazos, eso son.

“Lio” es sinónimo de peligro en el Santiago Bernabéu. El ’10’ del Barça se ha convertido en todo un experto en marcar goles en el estadio del Real Madrid.

El rosarino ha sumado un total de 14 tantos en la casa blanca madridista con 24 goles que le ha anotado al conjunto blanco. Es decir, ante su eterno rival ha marcado más goles fuera que en el Camp Nou.

El romance prohibido de Leo con el Santiago Bernabéu comenzó el 2 de mayo de 2009, en un día histórico para el barcelonismo. Era la primera temporada de Pep Guardiola al mando de los azulgranas, que viajaron a Madrid para decidir la Liga.

El ’10’ anotó dos goles en una goleada por 2-6 que todavía se recuerda y cada vez se hecha en cara cuando sucede un triunfo blanco. Así son los culés. Ah la envídia.

El gran baile

En la 2010-11 había clásicos cada semanaLeo la rompió en Liga y en Champions. En el campeonato doméstico lo hizo desde el punto de penalti, y en la máxima competición europea lo hizo por partida doble en la victoria culé por 0-2.

El segundo de ellos en una jugada en la que dejó atrás a varios defensores del conjunto blanco en el que ha sido hasta ahora su mejor gol en el Bernabéu. Al fondo Mourinho pues así… encabronado.

Después Messi tuvo una sequía de tres años de no anotar en el Santiago Bernabéu. Hasta la temporada anterior en Liga, con dos goles para sumar los tres puntos.

El segundo de ellos fue en una acción realizada en el último segundo del encuentro, con su posterior celebración enseñando la camiseta a la grada del estadio de la Castellana.

Messi vuelve este sábado al Santiago Bernabéu con ganas de seguir ampliando su cifra goleadora en el estadio del eterno rival. Recién coronado como Pichichi, es decir, máximo goleador de LaLiga y con 14 tantos ya en su haber y con más que habrán. 

También puede leer:

Tévez: negado en Boca, ofrecido en México y esperado en China