Disfrute su vida

4

¿Qué tal estuvo la cena navideña con su familia? ¿Aprovechó para disfrutar de los suyos y conversar con quienes no ha visto en mucho tiempo? Estas fechas son el tiempo propicio para enfocarse en lo más importante de su vida: usted y su familia.

Estas fechas, como cada fin de un período, es importante recordar el porqué de lo que hace en su día a día. Esta temporada tiene significados variados para quienes las disfrutan, tales como un motivo para reunir a la familia, época de dar regalos, de convivios, de compras, de viajes, de comida deliciosa, de visitar a los padres o abuelos e incluso de estrenos cinematográficos.

Muchos se quejan que esta época se ha vuelto muy consumista y que se ha perdido el verdadero sentido de las fiestas. En lo personal, considero que cada quien decide el sentido que la da a las mismas. Así que el significado de estas fiestas se lo das tú con tus acciones, no es responsabilidad del centro comercial, de la publicidad o el mercadeo, del gobierno o de los legisladores ni de nadie más, únicamente te corresponde a ti decidir cómo quieres pasar estas fechas.

En lo personal, considero que toma un cariz interesante ya que puede ser una época de felicidad o de sacrificio. Yo prefiero celebrar la felicidad, con la alegría de compartir con los seres queridos, de hacer las cosas por amor y no por sacrificio.

Estas fiestas llegarán año con año y de ti dependerá si la disfrutas como dices disfrutar cada minuto de tu vida o simplemente dejas pasar el tiempo y tu vida con ello, desperdiciando la oportunidad que cada día te ofrece para ser feliz. Esa felicidad que Aristóteles consideraba el fin último o superior en la vida, la eudemonía.
Pregúntate si eso que te hace feliz es parte de tu vida o cuán cerca estás de alcanzarlo. Analiza qué estás haciendo para mantenerlo, pregúntate qué deberías hacer para conseguirlo y, cuando tengas la respuesta, actúa en consecuencia.
No tengas miedo a ser feliz. Estás aquí, en este planeta, para eso, pero no es gratis, requiere de ti: el uso de la razón, la honestidad y la disciplina para lograrlo. Requiere del uso de tu razón para identificar tus contradicciones, de tu honestidad para reconocerlas y de tu disciplina para corregirlas. Además, requieres de una autoestima sana que te ayude a lograr aquello que te hace feliz. Que te recuerde, cada vez que sea necesario, que eres capaz y merecedor de la felicidad que anhelas.
Es por eso que deseo que esta época te recuerde que estás aquí para ser feliz, que tu tiempo finito por este mundo valga la pena. Que disfrutes de tu vida y te sientas orgulloso de los valores que has alcanzado y mantienes cerca de ti. Te deseo que en tu vida siempre encuentres motivos para que: Seas feliz… sin excusas.

@Md30
Facebook.com/Mda30

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo