Un total de 6.752 guatemaltecos fueron atendidos en los 44 hospitales del país durante las fiestas de Navidad, informó el ministro de Salud, Carlos Soto.

El ministro expresó que un total de 648 accidentes de tránsito se registraron con un total de 10 personas fallecidas.

Al menos unas 100 personas resultaron heridas por accidentes de transporte y fueron registradas 2 personas fallecidas.

En las fiestas de Nochebuena y Navidad 103 personas ingresaron por intoxicaciones por consumo de alcohol de las cuales 2 fallecieron y 52 por intoxicación de alimentos.

Las autoridades también informaron que 97 personas fueron atendidas por armas de fuego 129 por arma blanca y 1 mil 446 con objetos contundentes. Por causas varias a nivel nacional 2 mil 473.

Soto detalló que 97 guatemaltecos fueron atendidos por heridas de arma de fuego, 129 por arma blanca y 1.446 con objetos cortocontundentes. Por otras causas médicas llegaron a los hospitales a nivel nacional 2.473 personas.

Hospitales capitalinos

Luis Hernández, director del Hospital General San Juan de Dios, informó fueron asistidos 133 heridos por accidentes de vehículos, con el fallecimiento de 3 personas.

Por intoxicación fueron atendidos 11 pacientes, por arma de fuego 17, arma blanca 21, por objetos cortocontundentes 130 casos y por medicina general 135 personas, el 27 por ciento de estos por neumonías, dijo Hernández.

El director del Hospital Roosevelt Marco Barrientos dijo que por accidente de tránsito fueron atendidos 322 pacientes. En pediatría fueron atendidos 22 niños por quemaduras. Por intoxicación de alcohol 26 pacientes y por alimentos 2 niños.

Por arma de fuego fueron atendidos 90 adultos y 5 menores y con traumas craneoencefálicos un total de 49 pacientes.

Abastecimiento

Aseguró Barrientos que el Roosevelt se encuentra abastecido en el 93 por ciento en todos sus insumos, “situación que nos ha sorprendido, ya que teníamos años de no trabajar así”.

Mientras que de materiales medicoquirúrgicos se cuenta con 92 por ciento y en alimentos con 98 por ciento. “Estamos preparados por cualquier eventualidad, todos los turnos están cubiertos”, aseguró.

Barrientos anunció que para el próximo 3 de enero se tiene previsto retirar a los vendedores de los alrededores del centro asistencial para hacer más afectiva la atención a los pacientes y tener un ambiente limpio.

También puede leer:

24 millones de dólares se han extinguido a estructuras criminales