A pocos días que inicie el mercado de invierno en las ligas de futbol europeas, el equipo del PSG se tendrá que olvidar de contratar a nuevos jugadores y concentrarse más en vender.

Esto debido a las llegadas de Neymar del Barcelona y Mbappé del Mónaco, que juntos alcanzan la exorbitante cantidad de 400 millones de euros, causando más salidas que ingresos.

Esto afecta al Fair Play financiero en las ligas, y que los jugadores alcancen un valor tan alto que equipos pequeños nunca podrán obtener futbolistas de talla mundial.

El Paris Saint-Germain (PSG) por medio de sus directivos dio a conocer semanas atrás que descartan el fichar a nuevos jugadores y que deberán concentrarse en vender a parte de su plantilla.

Posibles salidas

Los primeros nombres que encabezan la lista de posibles bajas son el brasileño Lucas Moura y el francés Ben Arfa, quienes pasaron de ser titulares en la temporada pasada a ser descartados.

Otro jugador que podría abandonar el equipo es el mediocampista argentino Javier Pastore, quien a pesar a tenido muchos minutos de juego no lo hace en partidos cruciales.

Junto con el objetivo de recaudar unos 80 millones de euros, se une el rumor de la posible salida del lateral francés Kurzawa quien podría estar disponible por unos 25 millones de euros.

  • Te sugerimos leer

Eventos políticos que marcarán el 2018