A pocos días de que concluya el presente año, las autoridades se plantean nuevos retos para el 2018 en distintas áreas de seguridad.

Nery Ramos, director de la Policía Nacional Civil (PNC), mencionó varios objetivos que se deberán cumplir para superar los logros alcanzados en 2017.

“Los retos serán siempre mantener la criminalidad a la baja, aunque la reducción de violencia es evidente necesitamos que sea mayor”, dijo Ramos.

Esta reducción se pretende obtener con la implementación de nuevo equipo para los agentes y la adaptación de nuevas tecnologías para realizar estudios de seguridad.

Entre los planes de la PNC está continuar con la dignificación y capacitación del personal, por medio de 60 proyectos de fortalecimiento profesional.

Algunos planes están basados en la graduación de 3 mil nuevos agentes durante 2018 y la incorporación de 1,300 autopatrullas.

Principales retos

El director Nery Ramos concluyó que el reto principal es superar todos los indicadores de violencia, los hechos positivos en materia de desarticulación y capturas de estructuras criminales.

Dentro de los retos también se encuentra reduccir la criminalidad acumulada y homicida de los últimos años en el país, pues este año la disminución fue de 13%.

Los principales indicadores para superar son todos los delitos contra la vida entre los que figuran homicidios, extorsiones, robos y narcotráfico.

Además, el funcionario también habló respecto a la conflictividad social que se ha dado en el interior del país, en especial por las invasiones a propiedad privada.

“Siempre que existan órdenes emitidas por jueces competentes, la Policía tendrá la obligación de ejecutarlas”, dijo Nery Ramos respecto a las acciones en estos casos.

Sistema Penitenciario

En el tema del funcionamiento del Sistema Penitenciario, el portavoz Rudy Esquivel mencionó que que el Director de Presidios pretende fortalecer las medidas de prevención en los centros carcelarios.

También buscan generar más acciones contra las violaciones a los derechos humanos promovidas por los privados de libertad contra otros reclusos.

Entre estas violaciones figuran los cobros ilegales y cualquier otro ilícito realizado en años anteriores.

Además, a partir de enero 2018 analizarán el perfil de cada reo, con el objetivo de que algunos contribuyan denunciando las violaciones a derechos humanos en los centros.

  • Te sugerimos leer

Un hombre detenido y arsenal incautado en Tiquisate