No he encontrado a una persona que exprese que el 2017 fue un buen año. Políticamente, nuestro país está mas hundido y condenado que nunca.

En un aspecto más social, para que no fue un año agradable para muchos. Y en cuestiones generales, muchos lo califican como un año cruel.

A mi me gusta pensar que hay años que son preguntas y años que son respuestas.

James Altucher, quien hace mis podcast favoritos, hizo una lista de las cosas a las cuales no les quiere tener miedo éste nuevo año; entre ellas está la política, la presión social, el dinero y algunas otras.

Qué interesante me pareció cambiar la clásica lista de “propósitos de año nuevo” por una que enumere las cosas a las que no les queremos tener miedo.

Me encantó la idea porque también estuve leyendo otro libro que se llama: “Cosas que piensas cuando te muerdes las uñas” de Amalia Andrade.

Y la verdad, es escandaloso reconocer a cuántas cosas les podemos temer y cuánto de nuestra vida se inhibe a causa del miedo.

Pero también que bueno es saber que 10 de cada 10 miedos que tenemos, se pueden manejar.

Para éste 2018 yo también quisiera que hiciéramos nuestra lista de cosas a las que vamos a dejar de temer.

Describamos las situaciones en las que vamos a decidir ser valientes. Escojamos hacerle frente a lo que venga y dejemos de escondernos entre nuestros fracasos o mediocridad.

El año nuevo ya está aquí, ojalá pudiésemos guardar esta bola de energía que nos domina los primeros días de enero, por el resto del año; pero mientras descubrimos como hacer de la motivación una cosa expansible y duradera… disfrutemos hoy. ¡Gracias por leerme y feliz año nuevo!

República es ajena al contenido de este comentario