El Ministerio Público (MP) dio a conocer que durante la primera semana de enero 2018 iniciará con el proceso de Registro Nacional de Agresores Sexuales (RENAS).

Según el MP, el registro tiene como gran reto el combate contra los delitos sexuales en contra de menores de edad, niñas, niños y adolescentes.

El proceso del registro de agresores sexuales es para dar cumplimiento al Decreto Número 22-2017, el cual le da vida a la Ley del Banco de Datos Genéticos para Uso Forense.

El RENAS es una base de datos que contará el MP a nivel nacional, donde aparecerán las personas que hayan sido condenadas por algún delito sexual.

La herramienta servirá para que las personas que requieran trabajar con menores, certifiquen que no tienen antecedentes por delitos de agresión sexual.

 

Cómo solicitar la certificación

– Ingresar al sitio mp.gob.gt
– Presionar el botón RENAS certificaciones.
– Llenar el formulario con datos personales.
– El registro se puede realizar individual o grupal.
– Si el registro es individual el interesado debe ingresar sus datos personales.
– Si el registro es grupal, las empresas, colegios, escuelas, guarderías, etc. Deben ingresar los datos personales de sus empleados.
– Al llenar los campos y enviar la solicitud, recibirá en un lapso de 72 horas un código de acceso en su celular que le permitirá ingresar a la página e imprimir la certificación o constancia.
– Si al realizar la consulta de manera individual o grupal, la persona se encuentra en el RENAS, el sistema no emitirá la constancia y mostrará un mensaje que indicará que el interesado debe presentarse al MP.

Base de Datos

De acuerdo con Alejandro Chang, encargado del área de análisis criminal de la Fiscalía de la Mujer, la base de datos iniciará con 5 mil 645 personas que ya fueron incluidas en el RENAS.

De estas personas el 2% son mujeres y el resto del porcentaje son hombres que ya fueron condenados por algún delito de agresión sexual a nivel nacional.

Según Chang, la ley especifica que las personas que van a requerir la certificación son para hacer actividades permanentes o temporales con menores de edad.

Entre estas personas entran voluntariados, pastores, sacerdotes, educadores, pilotos, conserjes, choferes de bus escolar, únicamente para quienes trabajen con menores de edad.