Israel y Estados Unidos firmaron un programa estratégico en secreto, al que denominan “memorándum de entendimiento sobre Irán” con el objetivo de contener al país persa, según el sitio MadridPress.com, que a su vez cita a la agencia de noticias rusa Sputnik, la cual hace referencia al Canal 10 de noticias israelí.

El 12 de noviembre llegó a Estados Unidos una delegación del Ministerio de Defensa de Israel que encabezaba el asesor de Seguridad Nacional, Meir Ben-Shabbat, según revela el medio.

Tanto Estados Unidos, como Israel son los dos países más críticos con el Acuerdo Nuclear suscrito con Irán en el 2015 y que respaldó el expresidente Barack Obama.

El documento suscrito entre el 12 y el 14 de noviembre prevé la creación de cuatro grupos de trabajo que se concentrarán en aspectos relacionados con los programas nucleares y balísticos de Irán.

El primer grupo de trabajo se centraría en la “labor secreta y diplomática encaminada a suspender el programa nuclear de Irán”, siempre de acuerdo con las fuentes que citan tanto el Canal 10, como Sputnik.

Además, el segundo de los grupos trabajaría en limitar “la presencia iraní en la región, particularmente en Siria y Líbano”, algo que llevan denunciando desde hace tiempo las autoridades estadounidenses que acusan al régimen iraní de desestabilizar la región para ganar influencia política en la zona.

El tercer grupo se concentraría en “contener el programa balístico de Irán” y finalmente, el cuarto grupo se ocuparía de reducir “la creciente escalada de tensión” en la región que “podría ser causada” por Teherán.

Según la agencia de noticias rusa, funcionarios de alto rango israelíes confirmaron al Canal 10 que Estados Unidos e Israel lograron el mencionado acuerdo estratégico sobre Irán.

  • Te sugerimos leer

Más países analizan trasladar embajadas a Jerusalén

Jerusalén como la capital más deseada

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ya manifestó el 6 de diciembre que había llegado el momento de actuar contra Irán el mismo día en el que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reconocía a Jerusalén como capital del Estado judío.

Desde Israel han destacado que no permitirán que Irán “se establezca en Siria” añadiendo entonces: “Queremos decir lo que decimos y decimos lo que queremos decir”.

Entonces, Netanyahu dijo que si las cosas continuaban como hasta ahora, los iraníes tendrán armas nucleares en diez años y acusó al régimen persa de financiar y apoyar a los grupos armados de Hezbolá en Líbano y Hamás en Palestina.

Lejos de amedrentarse ante las amenazas casi semanales vertidas desde Estados Unidos e Israel, el Parlamento de Irán aprobó este miércoles un proyecto de ley reconociendo Jerusalén como “capital eterna de Palestina”, en respuesta a la decisión de Estados Unidos de reconocer la ciudad como capital de Israel.

Además, el líder supremo iraní, Alí Jamenei, advirtió el jueves al presidente estadounidense Donald Trump de que fracasará en sus intentos de someter a Irán como ya hizo su predecesor Ronald Reagan, de quien destacó que era “más listo” que el actual inquilino de la Casa Blanca.

Jamenei ha identificado al país norteamericano como el principal enemigo de la República de Irán y ha acusado a Washington de apoyar a Estado Islámico, a la “tirana familia gobernante” en Arabia Saudí en sus crímenes contra Yemen y a Israel en sus “atrocidades en Palestina”.

La moción ratificada por el Parlamento iraní implica la adición de una nota al artículo ‘en apoyo a la revolución islámica del pueblo palestino’, según ha informado la agencia iraní de noticias Tasnim.

  • Te sugerimos leer

Así agradece Israel a Guatemala por cambio de sede diplomática

Guatemala en los ojos del mundo

El reconocimiento de Jerusalén como capital israelí por parte de Estados Unidos ha acabado con cualquier expectativa de paz en Oriente Próximo, ya que su estatus se sitúa en el núcleo de la negociación para alcanzar la ansiada solución de dos estados.

Los países musulmanes y la mayor parte de la comunidad internacional han criticado el paso dado por Washington.

Los palestinos reclaman Jerusalén Este como capital de un futuro Estado que debería estar construido sobre las fronteras previas a la guerra de 1967.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, sostiene en cambio que la totalidad de Jerusalén es la “capital indivisible” del pueblo judío.

La semana pasada, 128 de los 193 estados miembro de la ONU votaron a favor de una iniciativa que cuestiona medidas unilaterales sobre el estatus de Jerusalén.

Nueve delegaciones votaron en contra, incluidas las de Estados Unidos e Israel, mientras que 35 optaron por la abstención.

El domingo, el presidente Guatemala –que votó junto a Estados Unidos e Israel–, Jimmy Morales, anunció el traslado de la Embajada del país en Israel a Jerusalén, lo que fue aplaudido por Netanyahu.

  • Te recomendamos leer

MP iniciará en enero el proceso de Registro de Agresores Sexuales