El inicio de un nuevo tiempo se presenta y con ello debemos asumir retos y oportunidades. Es este punto en el que tenemos que esperar nuevas acontecimientos para un país al que le depara una serie de situaciones que por supuesto serán trascendentales para la vida de los guatemaltecos, y que definirán en gran medida el que será el futuro cercano del país.
La primera de las luchas, y lo digo sin temor a estar equivocado la veremos en el Congreso de la República pues varios diputados han manifestado su deseo de dirigir ese organismo del Estado, aunque las cartas ya parecen estar echadas a la suerte y no dudemos en que un nuevo pacto surgirá de todo esto.
Sin lugar a dudas la elección a Fiscal General de la República, será otro tema que atraerá todos los reflectores de la vida social incluso desde su misma convocatoria, la integración de la comisión de postulación también tendrá la atención de todos y sin dudar el cómo se hará la tan famosa tabla de gradación, que dará como resultado a 6 postulantes y de estos uno será finalmente el elegido por el mandatario.
Los postulantes tendrán que pasar no solo el filtro de la postuladora, sino también la auditoria social que tendrá en sí una lucha por dar a conocer los pros y contras de cada candidato y con esto conoceremos una elección a fiscal general histórica en la que muchos intereses se están jugando.
Por supuesto que esos intereses tendrán los matices de cómo será el futuro de los casos de alto impacto que se han desarrollado en los últimos dos años.
Además tendremos el cambio de contralor general de cuentas, que estará en su momento lleno de observadores, y por eso digo que estos cambios que se avizoran en este año serán sumamente importantes ya que son sustanciales para la vida de la sociedad pues afectan directamente el destino que pueda tomar el país.
Este 2018 será sin dudas, un año lleno de muchos acontecimientos en la vida nacional para lo cual debemos estar atentos y sobre todo ser participantes de las decisiones a nivel nacional.
El futuro nadie lo puedo predecir con exactitud, pero lo que si podemos hacer es nuestro mejor esfuerzo para que ese porvenir sea el más beneficioso para todos los que creemos en un Guatemala con desarrollo y oportunidades para todos.
Deseo que este sea un año lleno de éxitos y sobre todo que nos lleve a ser mejores guatemaltecos, cambiando desde nuestros espacios y tomando conciencia en los valores que debemos fomentar y practicar para con todos aquellos que nos rodean y así lograr un cambio verdadero en nuestra Guatemala.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo