El Ministerio de Salud implementará nuevas medidas de seguridad, orden y control sanitario en los alrededores del Hospital Roosevelt, para garantizar la atención a los pacientes y sus familiares.

Las acciones establecen la instalación de portones para evitar el ingreso de personas y vehículos ajenos al servicio hospitalario, según la Agencia Guate.malteca de oticias (AGN).

Se pretende eliminar las ventas informales y la operación y estacionamiento de taxistas a inmediaciones del nosocomio y otras instituciones del sector.

Carlos Soto, titular de la cartera, explicó que buscan que el “área esté limpia, que no haya insalubridad y en ese camino vamos”.

No habrá ventas de alimentos

Indicó que hace tres meses tomaron la decisión de cerrar con portones y hacer inversiones en la mejora de la infraestructura.

Explicó que uno de los propósitos es mejorar el ornato y el sistema sanitario. El objetivo es “que no haya comedores, delincuencia, que no vendan drogas, cerveza y licores”.

Señaló que esperan que para mediados de enero se proceda con la colocación de portones en los ingresos, para “evitar que ingresen alimentos, taxis, bicitaxis y productos ilícitos”.

Aparte de la seguridad dentro y fuera del Hospital Roosevelt, ahora se trata de garantizar la salubridad.

En el área se encuentran: el Hospital Infantil de Infectología y Rehabilitación, Unidad de Cirugía Cardiovascular de Guatemala, Unidad Nacional de Oncología Pediátrica (UNOP) y el Instituto de Cancerología.

Explicó que se hicieron análisis al azar entre los 61 vendedores de alimentos.

Se determinó que los productos contienen la bacteria E. Coli, la cual se transmite en el ser humano por los alimentos o agua contaminados.

Para lograr que los vendedores se retiren, la Procuraduría de Derechos Humanos sostendrá una reunión con ellos.

“No soy violento, no hay necesidad de desalojar por la fuerza”, aseguró el ministro.

Fotos: Diario de Centro América

  • Te sugerimos leer

Estos fueron los resultados de la PNC durante el 2017