Sucedió unas 100 veces en 2017, y el día de Navidad fue el último, cuando por una mezcla de factores, EPEX Spot, una bolsa donde cotizan distribuidoras de energía alemanas y europeas, el valor la electricidad alcanzó precios negativos.

Esto hizo posible que los clientes reciban dinero por usar la red de electricidad con importes de casi US$60 por Megavatio-Hora, esto a causa del exceso de oferta y una baja demanda.

En sitio Business Insider informó que el hecho es una consecuencia directa a una alta inversión en energías renovables como la eólica y la solar, que supera los US$200 mil millones en Alemania.

Según el medio, los usuarios no recibirán un cheque pero si tendrán un descuento en cada factura mensual.

Este tipo de situaciones no son exclusivas de Alemania, en países como Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Holanda y Suiza se registraron distintos momentos a lo largo del año en los que los precios de la electricidad fueron negativos, impactando en la reducción de la tarifa eléctrica.

No te pierdas:

Jesé, antes que jugador profesional un padre que lucha por la vida de su hijo

Con información de Infobae.