El fiscal general de Estados Unidos, Jeff Sessions, busca abrir los casos de deportación cerrados administrativamente.

De lograrlo, más de 350 mil inmigrantes, algunos con años en Estados Unidos, podrían ser expulsados del país, sin un juez así lo decide, informe el medio El Mundo.

Esta decisión alertó a los abogados y activistas proinmigrantes, ya que se elevan las probabilidades de que miles de personas que no iban a ser deportadas ahora sí sean expulsadas.

De acuerdo con Víctor Nieblas, un expresidente de la Asociación Americana de Abogados de Inmigración (AILA), quien habló con Univisión, dijo que “el fiscal general Sessions sigue atacando la independencia de los jueces y también las cortes de inmigración.

Quiere reabrir casos que ya han sido investigados y aprobados por los fiscales de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE)”.

“Inmigrantes con familias numerosas y que llevan décadas en Estados Unidos, tendrán que pelear nuevamente sus casos, esta vez bajo un gobierno que no los quiere en el país”, agregó.

En este grupo pudieran ser deportados mujeres y hombres, que incluso, ya tienen permiso de residir o trabajar en el país.

De llegarse a implementar el plan de Sessions, el número de afectados causaría una crisis sin precedentes.

  • Te recomendamos leer

Unos 250 mil salvadoreños viven días de incertidumbre en EE.UU.

Guatemala ocupa segundo puesto

El plan revelado por Sessions se traduce en “más deportaciones”, advierte Matt Adams, director del departamento legal del Proyecto para los Derechos de los Inmigrantes del Noroeste, en Seattle, Washington.

Al 30 de septiembre del año pasado, término del año fiscal 2017, las cortes de inmigración tenían acumulados 658,728, según el Centro de Información de Acceso a Registros Transaccionales (TRAC) de la Universidad de Siracuse.

En cuanto a las nacionalidades, la lista la encabeza El Salvador, con 143,046.

Le siguen:

  • · México: 142,390
    · Guatemala: 112,547
    · Honduras: 94,445
    · China:

 

  • Te sugerimos leer

Así fue la ejecución del presupuesto 2017