La decisión que tomó un DJ y conductor de Uber, es tal vez una de las menos entendibles por las personas que conocen su historia con la actriz Margot Robbie.

Robert Bregnsdal, manejaba su automóvil durante las fechas navideñas cuando de repente lo abordó una pareja, reconociendo desde el principio a la mujer.

Se trataba nada más y nada menos que de la actriz australiana Margot Robbie, conocida por su papel de Harley Quinn, quien iba acompañada de su esposo y se dirigían a una fiesta.

Aquí inicia la historia publicada en el diario The Sun, que dio a conocer el encuentro entre el conductor de Uber y la famosa pareja.

“Cuando la recogí reconocí su cara inmediatamente. Llevaba un sombrero para no ser tan reconocible, así que no estaba al 100% seguro de si era ella”, mencionó Bregnsdal.

El conductor agregó “Era tan normal y no actuaba de manera creída y era muy habladora. Pensé que quizá no lo era porque era demasiado amable para ser una gran estrella”.

Según el medio Cinescape, la conversación fue tan amena que la actriz le preguntó “¿Qué haces ahora? ¡Ven con nosotros a la fiesta en esa casa! Son muy agradables y seguro que encajas”.

La respuesta

El ofrecimiento de la pareja sería un sueño para todos los fans de Robbie, aún así lo sorprendente de la historia contada en The Sun, fue que Bregnsdal rechazó la invitación.

La razón de su negativa, fue que el conductor tenía planes con su novia y amigos para ir al cine, específicamente a ver la última entrega de la saga de Star Wars.

Según el relato, los amigos del DJ se volvieron locos cuando se los contó, incluso su propia novia le dijo que viera la forma de volver con la pareja y estar en la fiesta, cuestión que no sucedió.

Cinescape resalta que el conductor no se arrepiente de haber preferido ver una película que acompañar a Robbie y su esposo a una fiesta, debido a que disfrutó mucho la película.