La Byron Bay Railroad Company instaló paneles solares fotovoltaicos en el techo de un viejo tren que ha comenzado a circular por una línea ferroviaria de Nueva Gales del Sur, en Australia.

Nick Lake, de Nickel Energy, una de las empresas vinculadas al proyecto, explicó que todos los servicios del tren funcionan con energía renovable con una capacidad de 100 pasajeros en un trayecto de siete minutos de viaje a un costo de 3 dólares australianos.

La empresa recuperó el tren fabricado en 1949 cubriendo el tejado con módulos fotovoltaicos ligeros y flexibles, con una potencia total de 6.5 kilovatios hora.

Por el momento sólo realiza un viaje de tres kilómetros. La compañía realiza restauraciones de varias líneas para ampliar su trayecto.

También en la India

El tren australiano no es el único en el mundo que explota el sol para impulsar su transporte. La India desarrolla un proyecto con unos 250 trenes solares desde junio de 2017, que aparecerán gradualmente en las rutas de su ciudad.

El tren de la Byron Bay Railroad Company se convierte en el primero en salir oficialmente de la fase experimental y porque el suministro de energía solar cubre todas las necesidades del sistema.

El proyecto del tren solar fue financiado por Brian Flannery, empresario que hizo su fortuna en la minería del carbón.

No te pierdas:

Isla generará energía verde para 80 millones de personas

Con información de elperiódicodelaenergía.