La visita al Cristo Negro de Esquipulas es una bendición para los creyentes y también un alivio económico para miles de negocios de esa ciudad.

En esta semana se estiman que llegan a la “Capital Centroamericana de la Fe” unos 107 mil turistas locales y extranjeros.

El movimiento de peregrinos constituye el evento más importante para Chiquimula, pues ese departamento abre sus puertas a centroamericanos y mexicanos.

El año pasado, del 9 al 15 de enero, se calcula que llegaron unos 98 mil visitantes a visitar la Basílica de Esquipulas donde se encuentra el Cristo Negro.

Una fe heredada

La tradición de visitar al Cristo Negro de Esquipulas está arraigada en muchas familias que cada año viajan a esa ciudad.

Los hoteles y posadas están saturadas durante estos días y a muchos no les importa acampar una o dos noches en los alrededores de la Basílica.

Por salud, negocios y trabajo, muchos hacen romería hacia Esquipulas.

Entre los católicos abundan los testimonios de que sus súplicas son escuchadas.

Video del Diario de Centro América

Cuánto gastan los turistas

  • Un visitante gasta en promedio diario unos Q385.
  • Se espera que en esta semana lleguen 107 mil turistas a Esquipulas.
  • Los romeristas permanecen un promedio de 2.3 días en la ciudad.

Con esos datos, se estima que la peregrinación al Cristo Negro deja más de Q80 millones.

Tras este evento, sigue la Caravana del Zorro, otra actividad que reactiva la economía del lugar.

Para facilitar el ingreso de turistas de Centroamérica y México, se realiza trabajo conjunto entre diversas entidades.

El Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat) y la Superintendencia de Administración Tributaria, así como la Policía, coordinan actividades.

La tradición de visitar al Cristo Negro lleva más de 400 años.

Por ello este evento fue declarado Patrimonio Cultural Intangible de la Nación.

  • Te sugerimos leer

El suicida del Transmetro llevaba identificación falsa