Este jueves se registraron disturbios a las afueras del Preventivo de la zona 18, y ocho personas resultaron intoxicadas por gas lacrimógeno.

Los disturbios fueron originados por las familiares de los reos, que estaban inconformes porque supuestamente no se les ha dejado ingresar encomiendas para los privados.

Por esta situación, agentes antimotines de la Policía Nacional Civil (PNC), se presentaron al lugar donde las mujeres de algunos pandilleros del sector 11 estaban contra los protocolos.

Las nuevas medidas de seguridad implementadas por el personal del Preventivo establecen que las encomiendas sean entregas por abogados para revisión.

Disturbios

Los familiares de reos del Preventivo comenzaron a lanzar piedras a los elementos antimotines, exigiendo el ingreso de las encomiendas.

Ocho personas resultaron heridas y afectadas por gases lacrimógenos utilizados por las autoridades, entre ellas una bebé de un año.

Además de los civiles afectados, hasta el momento tres mujeres agentes de la PNC fueron afectadas tras los enfrentamientos con los familiares de los presos del Preventivo.

Peticiones

Luego de varias horas de disturbios, un abogado de los voceros de los reclusos, Eswin Camey, mencionó que las condiciones de los reos del sector 11 son “infrahumanas”.

Camey indica que se han presentado más de 2 mil exhibiciones personales a favor de los reclusos, solicitando el ingreso de ropa, productos de higiene personal, comida y productos de salud.

  • Te sugerimos leer

PNC captura a dos supuestos sicarios en Mixco