¿Qué fue lo malo y lo bueno que hizo el gobierno de Jimmy Morales en 2017 en salud, educación, relaciones internacionales y seguridad? Expertos en cada área opinan en cada caso.

El domingo 14 de enero el mandatario rendirá su segundo informe de gobierno en el Congreso de la República y cumplirá su segundo año al frente de la Nación.

No se sabe si el Presidente llegará al Legislativo o solo rendirá cuentas por escrito. Lo que sí está claro es que destacará lo que a su juicio son sus logros en 2017.

A continuación se detalla la evaluación que hicieron los expertos consultados por República.

Salud

La inestabilidad en la dirección de la cartera de Salud marcó el año pasado. En 2017 “tuvimos dos ministros de Salud y ya suman tres en dos años de gobierno. La cartera ha sufrido tres cambios de liderazgo y eso implica tres enfoques muy distintos”.

Así lo afirma Carmen Salguero, coordinadora del Eje de Solidaridad de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa).

Carlos Soto fue juramentado en agosto de 2017. Se convirtió en el tercer ministro de Salud en dos años de gobierno.

A ello se suma que “formalmente no hemos conocido una propuesta de cómo se va a recuperar el primer nivel de atención en salud”, señala Adonay Cajas, asesor técnico de la Alianza por la Nutrición.

Y es que durante el anterior gobierno se desmanteló dicho nivel de atención que está conformado por puestos de salud en las comunidades del área rural

“Pasamos de tener más de 4 mil puntos de atención en el primer nivel y ahora tenemos 1 mil 240”, explica Salguero.

Pese a ello hubo acciones correctas. “El Ministerio fue declarado como una prioridad presidencial en medio de la peor crisis de salud del país.

El Presidente dio instrucciones claras a Finanzas para que diera el dinero necesario para financiar el 100% del presupuesto y que las cuotas las entregara a tiempo”, dice Salguero.

Luego agrego que “lo peor que puede pasar a un Ministerio de servicios básicos como Salud, es que no lleguen las  cuotas a tiempo. Porque lo primero que pasa es que no compran medicina y luego no pagan salarios”.

Seguridad

El exministro de Gobernación, Carlos Menocal, afirma que en el tema de seguridad “hay una enorme deuda del presidente Morales al no asumir el liderazgo en temas de seguridad ciudadana”.

No obstante, destaca importantes avances en esta materia.

Citó por ejemplo, que el gobierno “mantuvo la dinámica de fortalecer los procesos de investigación criminal y las alianzas entre policías, fiscales y jueces. Eso dio como resultado la baja en la tasa de homicidios”.

 

También mencionó que hubo un fortalecimiento institucional de la Policía Nacional Civil (PNC). A ello se suma “el incremento del número de agentes, investigadores y fortalecimiento de métodos especiales de investigación”.

Ello dio como resultado la baja de los delitos contra la vida, el patrimonio y los de tipo sexual.

Economía

Hugo Maul, experto en temas económicos del Centro de Investigaciones Económicas Nacionales (CIEN), advierte que entre lo negativo destaca el que “no se define una estrategia clara de abordaje de los problemas económicos que tiene el país”.

Luego comenta que no se propone una hoja de ruta con medidas de corto, mediano y largo plazo para promover el desarrollo económico de Guatemala.

“Entonces se vive una percepción de falta de conducción, autoridad en temas claves relacionados con la economía.

De esa cuenta vemos retrocesos en los índices de medición de competitividad, facilidad para hacer negocios y deterioro del riesgo del país”, explica.

El CIEN considera que hace falta promover más el desarrollo económico del país.

Entre lo bueno subraya que el aumento al salario mínimo “fue moderado. Lo otro es que a pesar de los pesares se mantuvo el control fiscal por parte del Ministerio de Finanzas.

La tasa de recaudación tributaria observó algún tipo de retroceso, pero se pudo contener el gasto para que no hubiera un problema fiscal más complicado”.

Relaciones internacionales

Para el excanciller, Gabriel Orellana, en el último año fue “un tanto errática la conducción de las relaciones internacionales”.

Refirió una serie de incidentes diplomáticos para sustentar su argumentación. Entre ellos la declaratoria de non grato a Iván Velásquez, jefe de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG). Al final la Corte de Constitucionalidad (CC) suspendió tal decisión presidencial.

Las relaciones diplomáticas fueron “erráticas”, según el excanciller Gabriel Orellana.

Citó además la decisión del gobierno de trasladar la embajada en Israel de Tel Aviv a Jerusalén. Así como el hecho destituir al excanciller Raúl Morales cuando se encontraba en una visita oficial en Japón.

“El excanciller llegó a Japón y un día después ya no lo era. Japón lo recibió con los honores inherentes al cargo. Al día siguiente tenía el problema de cómo tratarlo habida cuenta que ya no era canciller de Guatemala”, expuso Orellana.

Por esos y otros incidentes, según él, se transmitió una imagen “de ser un país poco serio y formal y sin responsabilidad en la conducción de nuestras relaciones internacionales”.

El ex Ministro de Relaciones Exteriores considera que no hay nada positivo que se pueda rescatar.

  • Te sugerimos leer

Jueza beneficia a Marco Pappa con medida sustitutiva