La industria sin chimenea de Guatemala esta siendo dañada por la mala red vial, la violencia y la desidia.

En el Índice Global de Turismo, Guatemala ha bajado del puesto 70 al 86 comprometiendo a la gente que tiene relación con el turismo, que es muy importante para la economía en trapos de cucaracha de nuestro país.

Ir a visitar Semuc Champey para gozar de su hermoso entorno y sus aguas cristalinas implica una inversión de tiempo de la capital a Coban de 6 horas en promedio y otras 6 horas para accesar a Semuc Champey y aunque el transporte terrestre sea de lo más cómodo es difícil soportar el cansancio, el calor, el hambre, las necesidades fisiológicas y la desesperación de ver que pasan horas y que no se llega al destino.

Más del 80% de la red de carreteras de Guatemala está en un pésimo estado a pesar de que se pagan los impuestos de circulación de vehículos, los de combustible y otros más provocando que muchos vehículos se averíen y un alto incremento en los accidentes, muchos con saldos mortales; no veo con qué cara el gobierno nos exija el pago puntual de nuestros impuestos de circulación so pena de multas y castigos cuando no se ve inversión y cuando se invierte en una carretera nos salen con que el valor de cada kilómetro es 3 veces mayor que el kilómetro de carretera europeo.

Será esto algo Justo?
Será esto corrupción?

La otra vez tuve la oportunidad de ir a Puerto Quetzal, fue tan rápido y agradable, por supuesto en la autopista con peaje, de regreso tomé camino a Retalhuleu a conocer un parque temático de la región; gracias a Dios andaba en un carro 4X4 porque del kilómetro 60 al 178, o sea en 110 kilómetros hicimos nos 4 horas de camino, una barbaridad!!
Llegue que ya no sentía el trasero, cansado y con dolor de espalda, molesto de ver esa carretera a Retalhuleu completamente destruida como si viviéramos en guerra y tantos chapines parados a la orilla del camino con llantas estalladas, con muletas del vehículo rotas o accidentados.

Me pregunto si el Estado no tiene la obligación de pagar las reparaciones por su mal desempeño a nivel ministerial?

Por otro lado me contaba mi amiga Cecilia Chavajay quien es originaria de San Pedro La Laguna, Sololá que si alguien quería ir por aquellos lugares debía tomar en consideración por cuáles carreteras irse y en qué horarios debido al alto índice de asaltos en las rutas. ¿Cómo es posible que queramos que el turismo venga a Guatemala cuando estos se exponen a robos, violencia, malas carreteras, violaciones y hasta perder la vida?

Ya el gobierno de Estados Unidos mandó un aviso para que sus ciudadanos se abstengan de venir a Guatemala; nuestro hermano país de El Salvador también ha recomendado tener cuidado en la carretera hacia Guatemala por la alta ola de asaltos y hasta se ha llegado al extremo de que han puesto vallas los salvadoreños del peligro de cruzar la frontera hacia Guatemala.

Y no hablar de qué pasaría si un turista enferma o requiere cuidados médicos avanzados; si los hospitales de referencia de la capital, Roosevelt y San Juan de Dios están en trapos de cucaracha no me imagino los hospitales departamentales.

En Costa Rica el turismo está entre los primeros rubros de ingreso de dólares al país al igual que Mexico en donde entienden los gobiernos la importancia del turismo dándole al turista todo lo necesario para una estadía sumamente placentera. La gran bendición y razón por la cual aún existe turismo en Guatemala es por la calidad de la gente que atiende el turismo y porque tenemos lugares impresionantes e inigualables a nivel internacional como la hermosa Antigua Guatemala, Panajachel, las impresionantes ruinas de Tikal, aunque estos tesoros poco a poco se vienen deteriorando.

Y qué decir de nuestro aeropuerto?

Nuestro aeropuerto carece de baños adecuados, agua, salas de espera adecuadas y otras facilidades que son básicas para un aeropuerto que se quiera considerar de talla internacional, pero desgraciadamente no se le da mantenimiento y cuando se le da regresamos al tema de la corrupción en donde se gasta una millonada por cosas que no deberían de pasar de miles.
Hasta cuándo va a aguantar la gallina de los huevos de oro?

Ojalá algún día venga un gobierno que entienda que el turismo es elemental para nuestro país, y si usted estimado lector llega a un puesto de ese nivel póngase pilas.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo