La diputada Sandra Morán, de la bancada Convergencia, fue denunciada este lunes por un grupo de pastores evangélicos, debido a una iniciativa de ley que presentó.

La solicitud contra de la diputada Sandra Morán, según los líderes religiosos, fue por qué la parlamentaria incurrió en un delito al promover que las niñas de entre nueve y catorce años puedan abortar.

Morán señaló que en la iniciativa no se promueve el aborto, sino la implantación de un segundo kit que impida el embarazo forzado.

La iniciativa de ley de protección a las niñas va dirigida a todas aquellas menores que sean víctimas de violación, explotación sexual o trata de personas.

Para estas menores, la iniciativa presentada por Morán pretende que puedan interrumpir el embarazo en centros asistenciales públicos.

Reacción de la diputada

Sandra Morán, luego de ser denunciada publicó en su cuenta de Facebook que se enteró que iglesias evangélicas interpusieron una querella en su contra.

“Pidieron antejuicio por presentar y por tratar de que el Estado deje de permitir que las niñas entre 9 y 14 años, víctimas de violencia, mantengan un embarazo forzado”, publicó Morán.

“Me pregunto, si también ellos han pedido el certificado ante el MP para hacer constar de que las niñas no se relacionan con violadores sexuales en sus iglesias”, expresó la diputada.

Por último, Sandra Morán mencionó que la Iglesia y el Congreso no escuchan el llanto de las niñas víctimas en sus hogares, escuelas y en las iglesias.