De forma lamentable, el embajador de Suecia en Guatemala se permitió una falta de respeto increíble a todo el país al llamar a Guatemala “un país corrupto”. No solo ese insulto suyo es totalmente innecesario y bajo, sino que inclusive de forma burda esa embajada luego del insulto intentó mentir y ocultar la falta de respeto subiendo a su página de internet y su cuenta de Twitter un discurso falso y redactado, cuando constaba en las grabaciones hechas en vivo por la prensa nacional, de forma literal en video y audio, el insulto del nuevo embajador Anders Kompass a todo el pueblo de Guatemala.

Lo increíble del gobierno de Guatemala y de la política exterior del presidente Morales es que al señor Kompass junto con las embajadas de Venezuela y de Cuba no se les expulse por los múltiples actos de agresión a la soberanía nacional y al interés nacional guatemalteco en forma reiterada.

La Embajada de Suecia, junto con Noruega, Dinamarca, la Unión Europea, Países Bajos, la Fundación Soros, Diakoneia, Hivos, IBIS, The Open Society Foundation (Soros) y demás fondos de oenegés de extrema izquierda europea y norteamericana y sus títeres, las oenegés de extrema izquierda locales, y fundaciones pantalla de derechos humanos, bajo las cuales esa izquierda violenta opera, siguen desde el tiempo de la guerra de guerrillas complotando y diseñando una agenda de agresión interna contra Guatemala, contra el sector privado y contra el Ejército de la República.

No les gustan las hidroeléctricas, no les gustan las minas, no les gustan las plantaciones de palma, de hule, de caña de azúcar, no les gusta que el Ejército construya carreteras, no les gusta que el Ejército patrulle las calles y brinde la tan necesaria seguridad ciudadana, no les gusta que el sector privado crezca. Ya destruyeron casi la mitad del crecimiento económico proyectado del PIB del año pasado, pues íbamos a crecer al 3.9% y solo llegamos al 2.6-2.9% de crecimiento de PIB durante 2017, y encima Standard & Poor’s nos degradó en la calificación de riesgo para el país, con lo que nuestro endeudamiento estatal y privado ¡¡¡se volverá más caro y será más difícil abrir nuevos negocios y generar empleo formal y bien pagado!!!

Esta grosera intervención extranjera con el G-13 de embajadas europeas y el sistema de Naciones Unidas en nuestros asuntos internos, que ha penetrado la Corte Suprema de Justicia, la Corte de Constitucionalidad, el Mingob, el Mintrab, el MP, la SAT, el Inacif, y la PDH, es la causante en gran medida de esa conflictividad social permanente, esa guerra política permanente y ese choque político 24/7 que las inversiones del país y una gran parte de los oficiales del Ejército de baja tienen que enfrentar permanentemente.

¿Es viable la gobernabilidad republicana y democrática de un Estado soberano con semejante conflictividad permanente, financiada por poderes y oenegés extranjeros? ¿Va por ejemplo los EE. UU. a parar así a los más de 70 mil niños y adolescentes inmigrantes ilegales a se país? ¿Es parte de la política exterior del presidente Trump desestabilizar a todo el sistema y subvertir el orden constitucional y los resultados de las elecciones libres y abiertas en Guatemala, o la lucha “contra la corrupción” que siempre deja a Joviel Acevedo, a Sandra Torres, a la UNE, a Todos y a la corrupción de la izquierda por fuera, la forma de avanzar la justicia y el estado de derecho en el país?

¿Qué entrenamiento a policías, investigadores del MP y la PNC y el Mingob han hecho la CICIG y el G-13 en Guatemala? ¿Cuántos policías, fiscales, auxiliares de fiscales, técnicos forenses del Inacif, investigadores de la PNC y del MP han entrenado la CICIG y esa comunidad internacional en Guatemala? ¿Han bajado las extorsiones? ¿Ha bajado el narcotráfico? ¿Ha parado la corrupción en los partidos de izquierda ahora que el principal partido corrupto de derecha está en la cárcel? ¿Es esto avanzar la agenda de seguridad y justicia o es avanzar la agenda política de una parte del espectro político para que avance el contrario? ¿Hacer estas preguntas automáticamente nos hace miembros del crimen organizado? ¿Hacer preguntas justifica la reiterada calumnia que eres pagado o a sueldo de los presos en el Mariscal Zavala?

¿Es esto justo? ¿Esto hace que la economía crezca? ¿Esta guerra política permanente con la toma de las instituciones como armas de una facción política totalmente clara e identificada aumenta las capacidades del MP, la PNC, el Mingob, el Ejército y la inteligencia militar y civil? ¿Nos estamos preparando para volar solos y tener una gobernabilidad democrática y republicana soberana y viable?

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo