Tomado de la Nación, Costa Rica

Dos candidatos ajenos al bipartidismo tradicional y totalmente antagónicos en el tema de matrimonio entre las parejas del mismo sexo, se enfrentarán en una segunda ronda por la Presidencia de la República, el próximo 1 de abril.

Fabricio Alvarado, del evangélico Restauración Nacional y Carlos Alvarado, del oficialista Partido Acción Ciudadana (PAC) obtuvieron la mayor cantidad de votos en las elecciones de este domingo.

Según el último corte del Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) con el 86.6% de las mesas escrutas a las 11:03 p. m.

Fabricio Alvarado quedó primero con el 24,78% de los sufragios válidos emitidos, mientras Carlos Alvarado fue segundo con el 21,74% de los votos.

Festejo particular

El evangélico celebró su pase a la segunda ronda con cánticos cristianos.

“Sobre la tierra tu reinarás, al anciano de días cantad”, se escuchaba en el parqueo del hotel San José Palacio, sitio escogido por Restauración Nacional para celebrar el primer lugar en las elecciones nacionales.

El aspirante oficialista optó por el jingle oficial de su campaña titulado “Yo creo en vos”.

En el tercer lugar quedó Antonio Álvarez Desanti, de Liberación Nacional (PLN) con el 18,67% de los sufragios y de cuarto lugar Rodolfo Piza, la Unidad Social Cristiana (PUSC) con el 16,07%.

Mientras Juan Diego Castro, de Integración Nacional (PIN), de desplomó al quinto lugar, con el 9,48%.

A falta de que contabilicen 888 juntas receptoras de votos, se registraron un 1.900.736 votos para un nivel de abstencionismo del 33,8%, el más alto de los últimos tres procesos electorales.

Los resultados finales del escrutinio provisional los darán a conocer el TSE este lunes a las 12 a.am.

Defiende su discurso

Al conocerse vencedor y tras los discursos de derrota de sus contrincantes, Fabricio Alvarado dijo que el mensaje de este triunfo es que “nunca más se metan con la familia” y que “no hay nada más progresista que defender la vida”.

Carlos Alvarado por su parte, pronunció un mensaje de unidad: “Llenémonos hoy de optimismo, de esperanza, de amor por el país, llenémonos también de respeto, de entendimientos, seamos instrumentos de construcción democrática.

Seamos positivos, tendamos la mano, eso es lo que pide hoy Costa Rica. Construyamos puentes, porque les digo, tenemos retos económicos inmediatos que atender.

Solo juntos los lograremos atender, pero logrando eso, construiremos el piso firme de una economía solida”.

Opinión de la Corte IDH dividió al país

El sustituto de Luis Guillermo Solís Rivera saldrá de dos posturas totalmente distintas y que polarizan el país en dos, en torno a la opinión consultiva de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) que ordenó a Costa Rica a legalizar el matrimonio gay en el país.

  • Te sugerimos leer:

Batalla por Licencias: La pugna para su emisión en Guatemala