Con asombro veo como muchos guatemaltecos ven con buenos ojos un trabajo hecho por la CICIG y el MP, el cual hasta el momento solo nos ha dejado corruptos capturados y ladrones confesos libres como el caso de ECO y próximamente MONZÓN.

Si bien es cierto es bueno aplaudir lo que en algún momento la CICIG inició a realizar al principio de la gestión de Iván Velásquez como desarticular una LINEA de corrupción que iba desde un gobernante hasta el secretario de la vicepresidenta la cual termino hasta en una COPERACHA y así mismo lograr identificar a una serie de estafadores y desfalcadores del famoso caso IGGS, también corresponde decirle que muchos de los que aquí se les acusó ya se encuentran libres o con medidas sustitutivas dando esto una señal de la falta de pruebas para lograr condenas claras.

Todo lo anterior alentó a muchos sectores de la población que el combate de la corrupción iba por buen camino y que al final Guatemala se libraría de los corruptos de derecha y de los corruptos y manipuladores de izquierda que se fueron abriendo campo en el oportunismo y la mediocridad

Guatemala estaba lista junto a su Fiscal General a dar un paso importante en el combate a la corrupción a pesar de haber sido ella elegida por un gobierno corrupto de primera línea como lo fue el de Otto Pérez Molina.

Los sectores públicos y privados aplaudían con algarabía los actos realizados por estos dos personajes. El poder llego a las manos de quien pensábamos iba a realizar cambios abruptos en un país donde la corrupción quedaba impune.

No fue sino hasta que alguien por ahí toco un punto que para muchos estaba olvidado y dijo: ya se logro desarticular las bandas establecidas por el partido PP ahora toca desbancar al partido UNE, ya que ellos si tienen casos de alto impacto, como el asesinato de Hugo Arce, Rodrigo Rossenberg, el Transurbano y la aprobación del préstamo con Odebrecht, fue ahí cuando el silencio de un MP y una CICIG que habían creado una imagen de credibilidad se fue desmoronando.

Los guatemaltecos hartos de la corrupción, pero no tontos se iniciaron a dar cuenta de una selectividad en la cual cada vez que se pedía que se juzgara a una Sandra Torres y a un partido UNE con mas de Q43.5 millones de financiamiento ilícito, inicio a quedar en el olvido y cosa contraria se sacó un caso de un partido con Q5 millones de financiamiento en el cual se acusó al Secretario General de no reportarlo.

Una vez más la desviación de atención con un homicidio ocurrido como lo fue el caso de Byron Lima, el cual decía tener muchas pruebas en contra de los verdaderos corruptos de la Nación quedo en el aire, el MP se desvinculó de dicho acto y en conjunto con la CICIG presentaron un caso de “alto impacto” como lo fue el caso de la desarticulación de una estructura de corrupción, presuntamente liderada por Alejandro Sinibaldi Aparicio, el cual hasta la fecha se desconoce su paradero.

Muchas de las personas guatemaltecas felices por esta desarticulación seguían y mantenían el apoyo a un MP y una CICIG que se veía tambaleante en un su actuar y otro grupo de personas inicio su decepción por crearse un ambiente de justicia selectiva en el país ya que el homicidio de Byron Lima quedo hasta la fecha en el olvido.

CICIG Y MP en su afán de mantener una imagen que hasta ese momento daba credibilidad y al ver que el Gobierno Central iba ganando terreno con un Alcalde que daba su respaldo al Presidente de la República, apunta a dar un golpe que desestabilizara a la constitucionalidad y el estado de derecho y realiza el lanzamiento de un nuevo “caso de alto impacto” y saca a luz su caso Caja de Pandora que cerca de acertar un duro golpe a la corrupción los hizo quedar en ridículo ya que sus pruebas estaban basadas en plazas fantasmas que resultaron no ser fantasmas y el negocio de unas mantas vinílicas que sin prueba alguna generaron un desgaste que no les dejo mas que un mal sabor de boca ya que su camino de querer juzgar a un Álvaro Arzú que con bastantes antecedentes  quedó mas que engavetado por falta de mérito y pruebas contundentes.

Por este ultimo acto muchas personas aplaudieron nuevamente el trabajo hecho por estas dos entidades que al final nuevamente dejaron a los guatemaltecos decepcionados que ninguno de sus casos logre su cometido encarcelar a los “corruptos”.

Con una perdida de credibilidad y con un castillo de naipes tambaleante la CICIG y MP recurren a buscar aliados y con esto la Corte de Constitucionalidad y PDH se unen a querer sacar avante el trabajo que poco a poco iba perdiendo seguidores, ya que el pueblo de Guatemala continúo dándose cuenta de lo poco fiables que se volvían aquellos que estaban combatiendo la corrupción a capa y espada.

Seria que estos casos que ellos presentaban se desvanecían por la corrupción o por los medios usados tan ineficientes como:

– Escuchas ilegales

– Testigos falsos

– Implantación de pruebas

– Uso de medios de comunicación comprados

– Calumnias

Todo lo anterior hizo que estos perdieran más credibilidad y más seguidores, personas que antes daban su total apoyo, ahora se volteaban y los dejaban solos. Mientras tanto los criminales confesos quedaban en libertad.

La credibilidad fue decayendo los niveles de popularidad ya no marcaban los índices que se marcaban en un inicio, CICIG Y MP estaban perdiendo esa batalla mediática, un Iván Velásquez decaído y cada vez mas canoso con una facha de desesperación, con discursos llenos de dudas y declaraciones en las que su lenguaje corporal desmiente todo lo que dice su lenguaje verbal y una Thelma Aldana indecisa sin saber cual es rumbo sin saber si reelegirse para FG o dejar el puesto e iniciar su carrera política para unas elecciones de 2019 le generan duda, con quien participará, esta perdiendo terreno, sus únicos seguidores fieles son grupos como NOMADA y SEMILLA o personajes como LENINA y Ninneth Montenegro que en la sociedad no son mas que eso, personajes.

Para aumentar la poca popularidad que le queda a una CICIG y un MP fallido ambas instituciones recurren a querer dar un golpe al Organismo Legislativo a través de una Corte de Constitucionalidad que declara invalida una junta directiva, que con mucha inteligencia y apego a lo que ellos piden les restriega en la cara que hagan lo que hagan no ganaran ese territorio por el que peleaban y vuelven a ser electos dos veces en 15 días, desastroso, para ellos.

Para socavar los cimientos de la credibilidad de un MP que a pocos meses se queda sin la que fue su líder, se da a conocer la compra de un edificio por un costo de Q35 millones  a un joven de 23 años que es de clase media con residencia en la zona 1 de la capital, cosa que despierta sospechas de todos los sectores y se pide un esclarecimiento de dicha compra que no duró mas de una hora en el portal de Guatecompras, para no dar pie a mal interpretaciones Thelma Aldana decide enviar a su favorita Mayra Veliz que lejos de dar una buena explicación salió aludida por su dicho de 2+2 no siempre es 4, sin esclarecer la compra y dejar aun con mas dudas a la población.

Para amedrentar un bochorno de esta magnitud CICIG y MP recurren nuevamente a sus “casos de alto impacto” y deciden un sábado sacar a luz el caso Odebrecht que en vez de lanzarlos al estrellato quedo nuevamente como lo que se convirtieron, en una farsa, se adjudicaron la captura de Manuel Baldizón que hasta la fecha ni visto ni oído en Guatemala, dicho personaje se encuentra aun en Miami capturado no por dicho caso, si no por no tener visa e ingresar así a EEUU, de esta manera surge nuevamente la pregunta ¿y los titulares de la UNE??? ¿Que no fue durante su gobierno en el que se firmó dicho negocio? ¿Y las capturas de los responsables de ese partido?, para callar bocas dicen querer capturar a Mario Leal segundo a cargo en el mando de la UNE, lastimosamente esto no pasó y  nuevamente la justicia selectiva y fracasada deja un caso a medias.

En los últimos días desesperados antes de tocar fondo recurren a una simple calcomanía y al manejo de los medios que envisten de gala un discurso que simplemente dijo damos el apoyo a la CICIG, en ningún momento al comisionado.

Los guatemaltecos ya cansados de tanto show de parte de la CICIG, MP y Gobierno se dan cuenta que Guatemala lejos de salir de donde estaba hace unos dos años no hemos caminado absolutamente nada por los siguientes motivos:

– ¿La aprehensión de todos los huéspedes del Mariscal Zavala nos ha dado una mejor educación y mejores inversiones?

– ¿La detención de los responsables de los casos PISA a dejado una mejor atención en el IGGS?

– ¿La detención de los disque implicados en el caso del MICIVI y Odebrecht nos dejó mejores carreteras?

– ¿La cantidad de amparos interpuestos por el PDH han reducido la delincuencia o la violencia?

La respuesta a todo esto es NO.

El sector que los apoya ahora es minoritario, el que apoya al gobierno creció y el que se canso de lo mismo y se dio por vencido es aún más…. entonces ¿de qué nos ha servido la CICIG y el MP?

Lastimosamente aún hay sectores a qué creen en casos fantasmas que hasta la fecha no han dado ninguna condena y eso que ya lleva 10 años en Guatemala.

Otros sectores se dieron cuenta que seguimos siendo victimas de los experimentos de una ONU que no protege la democracia.

Y por último muchas personas dejaron de creer en una institución manipulada y que perdió su rumbo y terminaron por decir YO❤️Guatemala.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo