Si es o fue funcionario público o si lo vinculan con alguno de los casos de alto impacto y es enviado a prisión preventiva, lo más seguro es que lo remitan a la Brigada Mariscal Zavala o al Cuartel Matamoros. Dentro de estos recintos militares funcionan dos cárceles con carácter de preventivas, pero están bajo la responsabilidad de la Dirección del Sistema Penitenciario.

Ambas se autorizaron para resguardar a detenidos cuya seguridad estaba en alto riesgo si se conducían a cualquiera de las prisiones existentes.

Los hermanos Valdés Paiz y el expresidente Alfonso Portillo, fueron los primeros en ser enviados a estas cárceles.

Ola de casos y capturas

Pero luego de ellos las capturas por casos relevantes continuaron y así aumentó el número de prisioneros.

Detenidos por casos como Pavón, Bancafé, La Línea, Bufete de la Impunidad, Negociantes de la Salud, Construcción y Corrupción, Cooptación del Estado y Registro Mercantil, entre otros, fueron enviados a estas cárceles.

En estos lugares permanecen altos funcionarios como el expresidente Otto Pérez Molina, el expresidente del Banco de Guatemala Julio Suárez, exministros, exalcaldes, exmagistrados y exdiputados.

También militares, importantes exejecutivos de empresas de prestigio, empresarios, personas particulares y empleados públicos de menor rango.

Cada caso destapado por el Ministerio Público (MP) o la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), sigue sumando detenidos que son remitidos a estas prisiones.

Solo el caso La Línea, en abril del 2015, derivó en la captura de más de 20 y por el caso IGSS-Pisa se detuvo a 17 personas, esto en un periodo de un mes.

Por ello la cárcel ubicada dentro de la Brigada Mariscal Zavala, en la zona 17, está sobrepoblada y la prisión del cuartel Matamoros en la zona 1, está por rebasar su límite.

Mariscal Zavala

La cárcel de la Brigada Mariscal Zavala es la más grande de las dos prisiones. Tiene cuatro secciones: para mujeres, general, de aislamiento y un recinto para una sola persona.

En el ingreso de la Brigada se acomodó la prisión para mujeres. En el lugar permanecen detenidas personas conocidas como Daniela Beltranena y la exmagistrada Blanca Stalling.

Este es un espacio pequeño que cuenta con capacidad para 21 mujeres. Tiene habitaciones comunes y un patio circulado donde conviven solas o con sus visitas.

En el recinto general se encuentra la mayoría de apresados, unos 200. Visto de lejos el sector, es como un asentamiento temporal, cubierto de carpas montadas según la necesidad de más espacio.

Cada uno de los detenidos se acomoda según afinidad. Cuentan con carpas para dormir y algunos para recibir a sus amigos, parientes o abogados. Además, hay un área común de visitas.

Desde afuera se observa la impaciencia con la que algunos esperan a sus seres queridos, pegados a la puerta. Adentro cada persona lleva su propia rutina y busca aprovechar el tiempo.

Hay quienes se ejercitan, otros leen y tratan de estar enterados de lo que pasa en el país, algunos cocinan  y no falta el que administra una tienda.

El sector de aislamiento

Acá se encuentra el expresidente Otto Pérez Molina, exministros y militares acusados de supuestas ilegalidades durante el conflicto armado interno.

Son menos personas, pero prevalecen las carpas que funcionan como dormitorios y sitios para recibir las visitas.

Todos los días, a partir de las ocho de la mañana, se observa a personas llevar alimentos para los detenidos.

Aunque Presidios tiene contratado el servicio de alimentación, nadie come lo que lleva la empresa proveedora. Solo los guardias están pendientes de estos alimentos.

Tanto al sector general como el de aislamiento llegan religiosos a celebrar misas o cultos. Sacerdotes y pastores llevan palabras de aliento a los detenidos.

Apartado de todos

Si el anterior recinto es de aislamiento, hay uno más que sí está aislado de todos. Es una pequeña construcción, separada de los anteriores sectores, permanece el exmagistrado Douglas Charchal.

Él fue enviado a la cárcel de la Brigada Mariscal Zavala. Sin embargo, pidió autorización para estar separado del resto de personas, pues como magistrado resolvió sobre el proceso de ciertos detenidos.

A la fecha hay 103 detenidos demás de la capacidad establecida para esta prisión general y de aislamiento. Esto representa casi el doble de lo previsto. (vea la gráfica)

Cuartel de Matamoros

Ubicada en la zona 1, la cárcel del Cuartel Matamoros por el contrario de la de Mariscal Zavala, aún tiene la capacidad para recibir a seis personas más.

Matamoros cuenta con la capacidad de albergar a 30 hombres, habiendo a la presente fecha 25 detenidos. Con las mujeres existe espacio para cinco y por ahora permanecen cuatro.

Según Rudy Esquivel, vocero del Sistema Penitenciario, la institución penitenciaria solo se encarga de trasladar y resguardar a los privados de libertad, siguiendo las instrucciones de un Juez.

Por ello, la estadía de una persona en las prisiones Mariscal Zavala o Matamoros, dependerá de la consideración del juez que conoció el proceso de los privados de libertad.

  • Te sugerimos leer:

Realizan allanamientos en residenciales Las Victorias por caso Los Morrocos