Guatemala comparte con México, El Salvador, Honduras, República Dominicana, Ecuador y Venezuela el 14 de febrero de cada año. En otro país corresponde al primer sábado de julio, otros en agosto, septiembre octubre.

Regularmente es una fiesta de gente joven en la cual se identifican momentos de paz, tolerancia, fraternidad. Su origen se remonta a 1958. La idea fundamental es por un mundo más humano.

Incluso se ha vuelto un mensaje contenido en resoluciones de países iberoamericanos y posteriormente adoptado por la Organización de las Naciones Unidas.

La humanidad es un hacer cada día. No es una cualidad innata de los seres humanos sino una fuerza que implica la acción individual sobre terceros partiendo de un principio elemental la paz.

En Guatemala suele celebrarse con actividades en centros educativos y entre aquellos que sienten un sentimiento de a afecto mutuo.

El sentimiento de amor es un sentimiento del individualismo afectivo que tiende a aparecer en la medida que la esclavitud viene a menos. El secularismo permite en el sentimiento de amor unir sentimientos de deseo con la vulnerabilidad hacia el otro.

Amar implica el logro de aspiraciones individuales. Schopenhauer afirma el amor está único a ideales que conforman nuestros recuerdos. Estas producen elecciones románticas. La cultura produce efectos en las personas con respecto de sus semejantes.

El amor depende de decisiones personales y de las consecuencias de esas decisiones. Amar muchas veces sigue una normativa cultural que confluyen entre intereses racionales y deseos inconscientes de las personas. En las circunstancias actuales las elecciones se basan en elementos marcados por la introspección de la realidad de las personas respecto de las demás.

En el amor la desconfianza es un sentimiento débil y fortalecido por el consumismo que implica la toma de decisiones sobre el agrado a los demás. Las elecciones son racionales y emocionales.

Creo que en medio de tanta acción y dimes y diretes de los tiempos actuales vale la pena tomarse un tiempo propicio para reflexionar sobre el otro en términos positivos.

La garantía de la felicidad siempre está fundamentada en un acto noble cuya pureza permite olvidar y perdonar.

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo