El diputado Roberto Villate podrá ser investigado luego de que la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le retirara la inmunidad este miércoles.

La jueza Anabella Cardona, quien fue designada para conocer la petición de antejuicio contra el legislador, recomendó no retirar la inmunidad a Villate, pero esta tarde los magistrados resolvieron lo contrario.

La decisión de los magistrados se basa en la Ley en Materia de Antejuicio, que establece que son los responsables de resolver estos casos.

Además, que el informe del juez pesquisidor es solo una sugerencia, según Ángel Pineda, portavoz de la Corte Suprema de Justicia.

El congresista es señalado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), del delito de financiamiento electoral ilícito.

  • Te sugerimos leer:

Así fue el financiamiento electoral ilícito de LIDER y UNE

Cuestionan figura del juez pesquisidor

Tras conocerse la resolución de la CSJ, el abogado Raúl Falla considera que de nuevo es evidente que la figura del juez pesquisidor ya no tiene sentido.

Añade que existe una percepción de falta de certeza jurídica porque el juez pesquisidor analiza todos los elementos, pero la Corte parece no tomar en cuenta su punto de vista.

Por ello, considera necesario agilizar la reforma a la Ley de en Materia de Antejuicio que data de 2002, pues uno de los cambios debería ser que el informe del juez pesquisidor sí sea vinculante.

“Como abogado considero que no se está cumpliendo con dictar fallos justos y ecuánimes”, sostiene Raúl Falla.

Recuerda que uno de sus defendidos, el diputado Fernando Linares, también pasó por esta situación.

La recomendación fue no retirarle la inmunidad, pero igual la Corte avaló que se le investigara.

¿En qué consiste la acusación contra Villate?

Lo siguiente es parte de la comunicación del MP y la CICIG acerca del caso contra el diputado Roberto Villate.

La agrupación Líder tuvo gastos de campaña electoral de por lo menos  Q71,633,650.12 y gastos de propaganda anticipada estimados en Q12,206, 546.61, para un total de Q83,840,196.76.

Con ello, sobrepasó el techo de campaña establecido por el TSE para este partido en Q 52,406,662.73.

De la información recabada se desprende que Líder recibió al menos Q21,777,227.72 que no reportó al TSE ni registró en su contabilidad, constituyendo financiamiento electoral anónimo.

Ello concuerda con los hallazgos reportados por la CICIG, que reflejan pagos por publicidad electoral y del partido, canalizados por medio de terceras personas jurídicas.

Igualmente, se han conocido pagos entre junio 2014 y mayo 2015 de por lo menos Q3,518,065.04 a diferentes medios por publicidad electoral por medio de terceras entidades.

Organizaciones como Asociación de Amigos de Guatemala, Transacciones Monetarias Unidas, Fundación Travelone Kids, Acción Públicidad y Global Publicity Solutions, que no fueron reportadas al TSE.

Se debe indicar que al entonces Secretario General del Partido Líder, diputado Roberto Ricardo Villate Villatoro, le fueron comunicadas por la Auditoría Electoral las incongruencias en los gastos de campaña, las cuales nunca fueron esclarecidas.

Esta omisión se considera dirigida a ocultar la verdadera identidad de los financistas de la organización política.

  • Te sugerimos leer:

Otras sombras que persiguen el “negocio” del Transurbano