El Programa Mundial de Alimentos (PMA) dio a conocer un informe en que detalla que 833,000 personas podrían ser afectadas en los próximos meses por fenómenos climáticos. Por esa razón, el Gobierno anunció que a partir de marzo implementarán un plan para atender a las personas en riesgo de inseguridad alimentaria severa o moderada en Guatemala.

“Nuestro plan de hambre estacional consiste en atender a las personas que han perdido sus cosechas y que se encuentran en inseguridad alimentaria. Empezaremos a implementarlo en marzo y abril para que en mayo ya esté en ejecución debido a que es en junio, julio o agosto cuando se reportan estas crisis alimentarias en el país”, informó Juan Carlos Carías, titular de la Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Sesan).

El Gobierno se enfocará en los niños con desnutrición crónica. En especial en “los lugares vulnerables como el corredor seco”, ubicado en el oriente del país. Atenderán un aproximado de 166.000 hogares.

Sobre el financiamiento,  Carías aseguró que el tema será abordado en el Consejo Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional (Conasan) y que en total se cuenta con un presupuesto de Q4.000 a Q5.000 millones. 

Inseguridad Alimentaria

El estudio se realizó entre el 17 de noviembre y 2 de diciembre del 2017. Su objeto fueron 116 comunidades del país. Cubrió cinco áreas geográficas que se seleccionaron por estos criterios:

  • el alto riesgo a la sequía
  • presencia de la roya que afecta las siembras de café
  • municipios que presentaron un incremento de casos de desnutrición aguda, comparado con 2016

La investigación abarcó las regiones con alto riesgo a la sequía del occidente, oriente y costa sur. También incluyó los municipios que mostraron aumentos de desnutrición aguda y donde hay producción de café, cardamomo y silvicultura y hortalizas.

  • Te puede interesar:

Las energías renovables superan al carbón en Europa