Tomado de El Nacional

Capitán, el perro que vivió junto a la tumba de su dueño por más de 10 años, en Argentina, fue encontrado muerto en uno de los baños del cementerio, informó Infobae.

El animal tenía 16 años de edad y estaba enfermo; le habían detectado una insuficiencia renal.

La historia de “Capitán” tuvo una gran repercusión. Su increíble fidelidad conmocionó a muchas personas y su caso fue conocido en varios países.

Por causa de su avanzada edad y la enfermedad, el perro caminaba con dificultad y había perdido parte de su visión. Sin embargo, esto no le impedía seguir al lado de la tumba de su amo.

“El perro tenía una insuficiencia renal que arrastraba desde hacía cuatro años y por la cual recibía una alimentación especial que le deba la gente de la Fundación Protectora de Animales (FUPA).

Su edad y esta condición hicieron que no pueda resistir, podríamos haberlo internado, pero entonces iba a morir, Preferimos dejarlo y atenderlo en el cementerio, donde vivía tranquilo”, dijo el veterinario Cristhian Stempels.

Su dueño murió en 2006 y nadie se explica cómo encontró la tumba.

La familia de su amo lo había dado por perdido, pero meses después, en una visita al cementerio, lo encontraron junto a lápida.

Héctor Baccega, director del cementerio municipal de Villa Carlos Paz, contó que a partir del año 2007, cuando Capitán encontró el lugar donde fue enterrado su dueño, de forma sagrada se acostaba todos los días.

“Este perro nos da una lección. Creo que los humanos tendríamos que apreciar más los recuerdos de los que se nos van. Los animales nos enseñan tanta fidelidad”, expresó.

  • Te sugerimos leer:

Accidente: Niño de 12 años mata a cinco más