Colombia: FARC no suma ni 100.000 votos en primeras elecciones legislativas

14

Los colombianos ya han votado para elegir a quiénes serán sus representantes por los próximos cuatro años en el Senado y la Cámara (los dos organismos que forman el Congreso de Colombia) en lo que fueron unas elecciones históricas. Estos son los primeros comicios en que participó la exguerrilla de las Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC) convertida ahora en un partido político. Sin embargo, su participación dio mucho de qué hablar, sobre todo por sus pobres resultados.

Con las mismas siglas y una rosa roja como símbolo, FARC se conformó como el partido de la antigua guerrilla surgido de los acuerdos de paz. Los civiles y excombatientes (varios de ellos ahora candidatos y electos senadores) pudieron ir a votar con una tranquilidad que no era costumbre hace apenas unos años. Pero al terminar el día el mensaje fue claro: la reconciliación pudo haberse alcanzado, pero la política es otra batalla y la FARC está lejos de ganarla. 

FARC cambió de logo y anidó en la política. Los colombianos siguen con un sabor agridulce que reflejaron en los comicios. Imagen: T13
FARC cambió de logo y anidó en la política. Los colombianos siguen con un sabor agridulce que reflejaron en los comicios. Imagen: T13

¿Pocos votos y muchos escaños?

Pareciera que las votaciones colombianas no perdonaron la guerra a la FARC. Los votos los demostraron. La agrupación solo consiguió 52.532 votos en el Senado. Sin embargo, un arreglo previo ya había contemplado esta situación por lo que el Gobierno y la FARC pactaron que la transición a la vida política se afianzara con una representación parlamentaria fija con independencia de los votos obtenidos. Por esa razón, la baja cifra no impide que cinco miembros FARC se sienten en la cámara alta del Congreso.

La delegación de la FARC estará conformada por Iván Márquez (jefe de la delegación de las FARC en los diálogos de paz y uno de los máximos comandantes de la guerrilla), Carlos Antonio Lozada, Pablo Catatumbo, Victoria Sandino y Sandra Ramírez.

En la cámara baja del Congreso, FARC tiene aseguradas otras cinco curules por el mismo acuerdo. Por ello, a pesar de haber sumado 32.636 votos, éste logró posicionar a sus cinco candidatos que también son líderes exguerrilleros. Sin embargo, una gran parte de la población los identifica con los peores crímenes de la guerra.

Congreso dominado por la derecha

Los exguerrilleros entran a un Congreso colombiano que es liderado por la derecha con el Centro Democrático del expresidente Álvaro Uribe, que es a su vez el principal opositor a la paz con las FARC. Su partido domina ambas cámaras, seguido por el Cambio Radical, los liberales y los conservadores.

De acuerdo con el sistema electoral colombiano, en el que la votación total de un partido es la que dicta cuántas curules se le asignan a esa organización política, Álvaro Uribe totaliza casi la mitad de curules de su partido, que hasta ahora suma 19 escaños en el Senado de la República. 

  • Puede interesarte

Álvaro Uribe es el senador más votado en Colombia

Una FARC no tan distinta

Los ahora senadores lideraron antes una guerra que duró décadas. Fue en agosto de 2017 cuando la FARC se convirtió en un partido político y se estrenaron en la democracia colombiana. Sin embargo, sus inclinaciones no cambiaron y esto puede apreciarse por el simple hecho de que continúan llamándose FARC. 

 “Queremos concebir el carácter de nuestro partido como un partido revolucionario”, dijo Iván Márquez (hoy senador) el pasado septiembre durante la presentación oficial de la formación al diario El País.

  • No te pierdas:

Colombia: la derecha y la izquierda eligen a sus candidatos a la Presidencia