Sin ofuscarse, nadie se ha atrevido a hablar de esos temas públicamente, en un foro de esa magnitud sea porque ha tenido los medios o el valor de hacerlo. El cuestionamiento es si tiene la solvencia moral para apuntar con el dedo a otros, si es que es un requisito para opinar en voz alta.

Para algunos ha salvado la cara del sector productivo, para otros lo ha dividido más que nunca. Es innegable que su familia es una de las proveedoras más grandes de empleo en el país. Eso, no lo veo debatible. La gente que entra a esa corporación quiere quedarse en ella lo más que puede porque les pagan bien y tienen todas sus prestaciones.

Siento que en algunas críticas existe el clásico resentimiento de que él tiene tanto y quién lo crítica no. Mi punto es que tire piedras quien esté libre de culpa.

El Dr Dionisio Gutiérrez, en teoría, es libre de hacer con su dinero lo que le venga en gana, como lo es de aliarse con quien le parezca. Sin embargo, como cualquier otra individuo tiene limites. Su freno está cuando su libertad traspasa las de otros. El Presidente actual podrá cometer los errores que quieran, pero es el Presidente democráticamente electo y lo que representa merece respeto. Estoy de acuerdo con mucho de lo que expresó Gutiérrez en su discurso, aunque me suene increíble escucharlo de su boca. ¿Será culpable del mismo pecado original que salió a relucir en sus entrevistas? Creo que fue una movida magistral la de las preguntas que hizo sobre el financiamiento de campaña, dejando en récord la respuesta de la Fiscal de que tendrán que seguir lo que dicte el órgano competente, que supongo es el Tribunal Supremo Electoral, o sea, multa y no cárcel. Él es libre de endiosar a quienes quiera, como nosotros los chapines no suscritos a este listado somos libres de percibirlo como ironía y algo de desfachatez, si bien es innegable tiene un fundamento lógico.

Todos estamos en contra de la corrupción y la impunidad, en lo que no estamos de acuerdo es en el grado de flexibilidad de las leyes, que principalmente se debe a la politización de la justicia. Algunos queremos que sean aplicadas sin distinción alguna, igual para todos. Este debate surge de la forma antojadiza con que vemos al MP y a la Cicig aplicar las leyes. Ese debate es más que válido y necesario. Y nos guste o no el Dr Gutiérrez nos tiene debatiendo.

Pienso que la Cicig tiene un papel que cumplir y que aún no termina. Fue enviada aquí para ayudar a nuestro Organismo Judicial a hacer su trabajo. Once años más tarde, el Comisionado Velasquez y la actual Fiscal General admiten que la presencia del MP en el interior es ínfima, comparada con la necesidad que existe para que pueda hacer su trabajo. En lugar de estar con alabanzas y cuasi altares, no entiendo que esperan para discutir la creación de una Comisión NACIONAL contra la Corrupción y la Impunidad conformada por los juristas más destacados. La Cicig no estará en Guatemala para siempre. Por ende, debiéramos tener una comisión que si bien no sería un ente supremo con poder absoluto, sería una voz que se mantendría vigilante denunciando cualquier anomalía al MP. Pero sobre todo, sería nuestra responsabilidad que dicha entidad funcionara e hiciera su trabajo. El trabajo que hoy día hemos encomendado a entes extranjeros. Tristemente, a nadie con poder se le ha ocurrido esto, que yo sepa. Espero alguien con valentía lance la idea al ruedo, firmemente.

Al final, no me extrañaría que el show del magnate termine en campaña electoral financiando a Thelma Aldana. Solo espero que declare hasta el último centavo, incluyendo uso de todos sus medios de transporte. Cómo no me consta no puedo afirmarlo, pero algunos se preguntan si lo único que ha logrado en el campo político sea poner presidentes ya que como lo dijera el mismo Otto Pérez Molina, deben su triunfo en gran medida al apoyo financiero de este Napoleón a la tortrix.

Ahora pregunto ¿qué pasaría en Guatemala si esas empresas dejarán de existir?

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo