La percepción puede ser nuestro mejor aliado o nuestro peor enemigo. La forma en que cada persona percibe la realidad y lo que depara el futuro depende en gran medida de la convicción que tiene para realizar un cambio. El contexto político actual podría resultar muy frustrante, dar una revisada a la realidad que estamos viviendo: un Ejecutivo sin rumbo específico, un Congreso sin técnica legislativa correcta y un Judicial lento e ineficiente; pero de igual forma al revisar la realidad política también puede tener como resultado descubrir las oportunidades y formas para mejorar y alterar dicha realidad política.

Construyendo un país contra todo pronóstico. La situación de crisis e inestabilidad política puede desincentivar la participación política (que nunca la ha habido realmente) o podría incentivar la participación política responsable para enmendar el camino y la situación política actual. Es en este contexto político donde cobra gran relevancia una iniciativa empresarial llamada “Guate Íntegra, una propuesta para formar a una generación de ciudadanos que sean actores y no sólo espectadores, en la lucha contra la corrupción.”

Es positivo y esperanzador que muchos empresarios se hayan reunido con el objetivo de construir una Guatemala transparente y estén viendo hacía futuro en donde las próximas elecciones son cruciales. Actualmente estamos en un contexto político muy importante, podemos construir Institucionalidad en Guatemala y arreglar los problemas estructurales que tenemos; o podemos rendirnos y dejar el futuro de Guatemala en manos de oportunistas que solo ven su propio beneficio a través de saquear la riqueza través del Estado. Es positivo que las personas que tienen la posibilidad de construir un cambio se sumen a hacerlo y no piensen que la batalla está perdida y se sientan forzados a migrar sus recursos a otros países para progresar. Al final cada quien ve en una crisis lo que quiere ver, una oportunidad o un fracaso.

@joseecheve

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo