En el marco de la iniciativa Guate Íntegra, la mañana del martes nos reunimos a reflexionar un nutrido grupo de empresarios para definir nuevos compromisos en la construcción de una #GuatemalaTransparente.

En 2015, tras la solicitud de la Cámara de Comercio Internacional, la Cámara de la Industria de Guatemala creó el programa Guate Íntegra. El 20 de julio de 2017 fue su presentación oficial y, desde entonces, Guate Íntegra ha trabajado con el objetivo de formar a las futuras generaciones de ciudadanos con el fin de que sean actores en la construcción de un mejor país. Ello bajo tres ejes: (i) formación, (ii) concientización e (iii) incidencia, para así aportar herramientas a empresarios, jóvenes y niños, que desarrollen en ellos comportamientos éticos.

El pasado martes se llevó a cabo un primer encuentro del sector privado para reflexionar y construir una agenda de compromisos concretos que nos ayuden a alcanzar una Guatemala transparente. El encuentro finalizó con la presentación de cinco compromisos por parte del sector empresarial: (i) implementar mecanismos de control y desarrollar políticas que promuevan un actuar transparente, ético y legal dentro de las empresas, (ii) fortalecer la formación en las empresas y promover el marco legal para fomentar la transparencia, (iii) promover una campaña de educación e información para la transparencia electoral en el marco de la ley, (iv) apoyar el fortalecimiento de la Unidad Especializada de Control y Fiscalización de las finanzas de los partidos políticos del TSE, e (v) impulsar que las instituciones públicas adopten cláusulas anticorrupción internacionalmente reconocidas en procesos administrativos y de licitaciones. Tales reflexiones y propuestas serán presentadas en la próxima reunión de la Cumbre de las Américas, en Lima, Perú.

La importancia de esta reunión no debe ser subestimada. Esta es un parteaguas en el que el sector privado reconoce las exigencias, cada vez más elevadas, de ética y transparencia hacia las empresas. Este primer encuentro busca iniciar el proceso de cambio de comportamiento que es necesario para construir la Guatemala transparente que todos soñamos. Pero me parece que lo más valioso de todo esto, es el alto grado de voluntad que se siente en el ambiente, evidenciado por los compromisos concretos que se están asumiendo.

Debemos reconocer el contexto de nuestra frágil e infantil democracia. Heredamos una forma de interacción entre lo privado y lo público, bajo la expresión de “así es como se hacen las cosas”. Sin embargo, esos malos hábitos del pasado no se apegan a los marcos éticos y legales a los que aspiramos. Debemos aprovechar la oportunidad para dar mayor claridad a dichos marcos normativos, buscando dar certeza e ir fortaleciendo a nuestras instituciones (de administración de justicia, electorales, etc.). En ese sentido, un tema que preocupa mucho es el anonimato en el financiamiento político. Recordemos que dentro de estos aportes se mezclan los fondos lícitos con ilícitos. Por eso mismo los compromisos asumidos este martes incluyen la educación de las bases gremiales, para asegurar elecciones ejemplares el próximo año y que todos los aportes queden debidamente registrados. Adicionalmente, el asumir un compromiso por el fortalecimiento técnico del TSE, particularmente dadas sus nuevas atribuciones de compras de medios y de fiscalización, será de vital importancia para asegurar un exitoso proceso democrático 2019.

Errar es de humanos. Pedir perdón y corregir el rumbo son actitudes dignas de admiración. Abramos los espacios para facilitar esa transición hacia una Guatemala transparente, en la cual prevalezca la verdad, la justicia, la meritocracia y el desarrollo incluyente. Recordemos que todos somos responsables de la reconstrucción de nuestro país, todos tenemos la oportunidad de ayudar para así levantar una Guatemala diferente, una Guatemala mejor. Es momento que pasemos de preocuparnos a ocuparnos. Es momento que todos, ciudadanos y sectores, nos unamos en este esfuerzo para tener un país ejemplar.

www.salvadorpaiz.com

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo