Los champiñones tienen una textura agradable y un sabor suave que los hacen ideales para ser incluidos en pastas,salsas o carnes. Además son ingredientes importantes en platos únicos.

Con los champiñones se pueden preparar diversidad de recetas como  sopas, salteados con ajo o como sustituto de la carne en platos vegetarianos ya que contienen proteínas fácil de asimilar.

Otras preparaciones: revueltos con huevos en tortillas,como relleno de crepas o  al gratin o con arroz con condimentos como curry, ajo, perejil, cebolla, laurel y tomillo. Además la salsa de hongos combina de maravilla con carnes, aves o vegetales,

La selección de los hongos es importante, ya que deben ser comestibles, para evitar correr riesgos y consumir especies no aptas para el consumo humano. Asimismo, en el caso de los champiñones deberán ser de color blanco sin manchas, porque cuando están oscuros es un indicativo que ya están maduros y resultan menos agradables al paladar.

Los champiñones deben estar sólidos y resistentes, por tanto su sabor y olor deberá se agradable. Evite adquirir los que tienen un olor a húmedo, están pegajosos o no están frescos. Se conservan bien por 4 días en refrigeración, pero prefiera comprar la cantidad necesaria para consumirlos en breve.

Siempre habrá que eliminarles la tierra; entonces, podrá limpiarlos bien con un trapo húmedo o lavarlos pero sin sumergir en agua, ya que son como esponjas que absorben el agua y perderan la consistencia esperada.

El tamaño de los mismos, también cuenta, ya que habrá que seleccionar los más adecuados según lo indique la receta. Asimismo, mientras más jóvenes sean, mejor resultarán para saltearlos.

Por su valos nutricional, los champiñones, son convenientes para la dieta por ofrecer un contenido calórico bajo. Tienen un efecto remineralizante, útil para personas  convalecientes porque contienen selenio, fósforo, magnesio y potasio. Poseen un  efecto antioxidante e ideal para reforzar el sistema inmunológico, pero un aspecto relevante a mencionar es que  debido a su aporte de fibra no soluble, brindan un efecto saciante a la hora de consumirlos.

Una desventaja grande que  presentan los hongos es que en algunos casos podrían absorber fácilmente los metales pesados y la radioactividad, por lo que se recomienda adquirir los hongos cultivados  o no recolectarlos cerca de industrias o carreteras. Sí fuera un hongo silvestre, se debe garantizar la especie para que sean comestibles, que no estén contaminados o con parásitos.

Para comprender mejor, un hongo, refiere a un organismo vegetal compuesto de un pie alargado de forma cilíndrica y de un sombrerillo circular. Pero lo más importante es que los hongos son buenos aliados en la cocina y dé rienda suelta a su creatividad para prepararlos en un sinfín de maneras.

En esta ocasión les comparto la receta de una torta de arroz con champiñones

Necesitamos los siguientes ingredientes: 

1 cucharada de aceite de oliva
1 diente de ajo
2 tazas de champiñones
1 taza de arroz
1 cucharada de mantequilla
1 cebolla pequeña
1 chile pimiento
1 tomate
1 taza crema
Sal y pimienta al gusto
1 tomate manzano
¼ taza queso parmesano

Preparación

Sofría en el aceite de oliva el ajo finamente picado y  los champiñones cortados en lascas.

Prepare el arroz con anticipación, deje enfriar o utilice sobrantes de arroz.

Sofría en mantequilla la cebolla cortada en medias lunas, el chile pimiento en bastones y tomate cubos pequeños. Mezcle con el arroz.

Por aparte incorpore la crema con la sal y la pimienta.

Engrase un pírex, coloque el  arroz, los champiñones y el tomate en rodajas.

Vierta la crema y espolvoree con queso parmesano

Hornee a 375° F hasta que gratine.