Versión Deluxe es el blog de música de Luis Fernando Alejos y República.

cerati, versión deluxe, disco, reseña, música

Advertencia: esta serie de posts no avala o promueve la práctica y consumo de música pirata. Es solo una crónica de algunos formatos que han llegado a mí, por azares del destino. Vamos, antes de que todos tuvieran Spotify o YouTube, existió Napster, Kazaa, blogs para descarga en formato .rar o .zip, torrents de todo tipo y (por supuesto) los CDs quemados.

El compilado con el que estreno esta serie fue un regalo de mi primera novia, hace unos 13 años. Ella fue a México y me trajo un disco que incluía 16 tracks del mítico astro Gustavo Cerati. Es bastante representativo de la primera mitad de su carrera solista: Amor amarillo (1993), Bocanada (1999), 11 Episodios Sinfónicos (2001) y Siempre es hoy (2002).

Quizá te interese: The Final Riot!, una experiencia emo con Paramore

Son pocas las canciones del disco pirata que no me mueven. Por proceso de eliminación empecemos con estas: Hoy ya no soy yo y Lisa. Tienen partes interesantes, pero no las recordaría luego de diez minutos. No puedo decir lo mismo de Cosas imposibles, Artefacto o Puente. La genialidad del argentino es palpable.


Rio Babel y Tu cicatriz en mí tienen ese sabroso matiz de loops, sintetizadores y rock. “Fluir sin un fin más que fluir”. Karaoke es bien latina y optimista. Las rolas del concierto sinfónico (ya que nunca escuché las originales de estudio): Corazón delator y El rito, son paréntesis necesarios. La experiencia en vivo del cantautor sin su guitarra.

“Sueño tibio para los dos”

cerati, versión deluxe, disco, reseña, música

Anticipo que en los siguientes entradas de esta serie también me enfocaré en álbums o antologías las cuales recibí como obsequio. El mercado negro tiene su legitimidad, al final de cuentas, no puedo negar su existencia. Claro, siempre apostaré por el producto original; sería irresponsable no hacerlo.

Lee también

Besé tus labios y saboreé sangre, un playlist tierno-visceral