El pasado 22 de marzo se celebró el Día Internacional del Agua. Por tal razón la Mesa de Barranqueros,  agrupada por FUNDAECO, Calmecac, WWF, The Nature Conservancy, Asociacion de Reservas Privadas del Estado, Techo, Vicalama, Fundación Crecer, Taller ACÁ, Aricneco, Guatemala Green Building Council, Jungla Urbana, Farusac y Torus, realizó un comunicado de prensa y lanzó una campaña en change.org para pedirle al Ministro de Medio Ambiente – Alfonso Rafael Alonzo – que se cumpla, y no se prorrogue de nuevo, la aplicación del acuerdo gubernativo No. 236-2006 (ya que en 2019 vence el plazo). Dicho acuerdo contempla el Reglamento de las Descargas y Reúso de Aguas Residuales y la Disposición de Lodos, a efecto de garantizar a la ciudadanía el acceso al agua limpia en el presente y futuro. ¡El tema del agua es actual y es urgente!

¿Cuáles son los principios que exponen frente a la problemática del agua y la exigencia de aplicar el acuerdo gubernativo?

El agua es indispensable para la vida y desarrollo integral de las personas.
El agua es un derecho (artículo 97 de la Constitución) que debe ser accesible y limpia para todas las personas.
Los barrancos son captadores de agua y contienen en ellos gran capital ecológico.
La falta de infraestructura en tratamiento de desechos ha provocado contaminación y destrucción de los barrancos y las fuentes de agua.
La deforestación y cimentación ha perjudicado drásticamente el desarrollo sostenible de los mantos freáticos.
Es necesario velar por el cumplimiento del acuerdo 236-2006, que desde ese año, establece los criterios y requisitos que deben cumplirse para la descarga y re uso de aguas residuales, así como para la disposición de lodos.
Es momento que la ciudadanía y entidades públicas y privadas tomemos acción para revertir los efectos negativos que hemos provocado.
Es necesario hacer cumplir a plenitud las medidas contempladas en el reglamento a los entes generadores, no solo al sector privado sino a todo el sector público, incluyendo a las municipalidades del país.

La Mesa de Barranqueros manifestó su postura sobre el tema del agua: Como primer medida, es fundamental que se aseguren los fondos para inversión y operación en las plantas de tratamiento necesarias para asegurar infraestructura para el tratamiento de desechos, particularmente en las municipalidades del país, en  los entes generadores de aguas residuales, las personas que descarguen sus aguas residuales de tipo especial al alcantarillado público, las personas que produzcan aguas residuales para re uso, las personas que re usen parcial o totalmente aguas residuales y las personas responsables del manejo, tratamiento y disposición final de lodos; en segundo lugar, asegurar que la tecnología que se planifique sea apropiada a las condiciones locales y que cuente con estudios técnicos generados con los más altos estándares de calidad, llevados a cabo por profesionales en el tema. Posteriormente, que el gobierno le dé a la ciudadanía las garantías de que todo el proceso, desde el diseño, la licitación y contratación de las obras se realice en condiciones de TOTAL transparencia. El objetivo y finalidad de implementar el acuerdo gubernativo No. 236-2006 es proteger los cuerpos receptores de agua de los impactos provenientes de la actividad humana, recuperar los cuerpos receptores de agua en proceso de eutrofización y promover el desarrollo del recurso hídrico con visión de gestión integrada.

Sector público, privado y ciudadanía: Es momento de sentarnos, analizar y trabajar por una mejor Guatemala aquí y ahora.Citando a Jacques Cousteau, “Olvidamos que el ciclo del agua y el ciclo de la vida son uno”.  ¡No posterguemos más un tema tan urgente!

 

República es ajena a la opinión expresada en este artículo