El candidato oficialista del Partido Colorado, Mario Abdo Benítez, fue electo a la Presidencia de Paraguay al obtener la mayoría de votos en las elecciones de este domingo.

El candidato lideró desde un principio los resultados de los comicios y se mantuvo de esta manera hasta que terminó el conteo de todas las mesas electorales.

Su origen es cuestionado porque se vincula a su papá con el dictador Alfredo Stroessner, pero aunque no negó esa relación, se enfocó en convencer a los votantes que era un pasado ajeno a su propuesta y carácter democrático y republicano.

  • Te puede interesar:

Departamento de Estado se pronuncia por situación en Nicaragua

Además, los resultados dieron también la victoria al Partido Colorado en la mayoría de los departamentos del país, donde sus gobernaciones también estaban en disputa en los comicios.

Para las elecciones, que no tienen segunda vuelta, estaban llamados a las urnas más de cuatro millones de paraguayos para elegir a su nuevo Presidente y Vicepresidente.

Benítez tomará posesión del cargo de Presidente de Paraguay en agosto del presente año, puesto ostentará por los próximos 5 años.

Las elecciones

Efraín Alegre, de la alianza opositora Ganar, fue el único candidato, de los diez contendientes a la Presidencia, que contó con más posibilidades de disputar los votos con Abdo.

En las elecciones también están en juego la composición del Congreso (Senado y Diputados) y los escaños en el Parlasur (Parlamento del Mercosur). Los resultados se conocerán dentro de una semana.

Benítez, de 46 años, será el sustituto del presidente Horacio Cartes, bajo la bandera del Partido Colorado, agrupación centenaria que se convirtió en la principal fuerza política del país.

También puedes leer: