El FC Barcelona recibió este domingo en el estadio del Camp Nou al equipo del Real Madrid, correspondiente al segundo partido entre ambas plantillas en La Liga.

A pesar que el club azulgrana llegó como campeón del campeonato, por la rivalidad entre ambos equipos el partido fue visto por millones de personas.

Uno de los objetivos del Madrid era terminar con la racha invicta del Barcelona, que llevan 35 jornadas sin perder superando estableciendo un récord histórico.

Aún así este último clásico español fue uno de los partidos más agresivos en los últimos años, donde hubo más de 20 faltas y una tarjeta roja.

Barcelona conquista su título 25

Polémica en el clásico

El clásico entre Barcelona y Real Madrid dejó una gran cantidad de faltas, 20 para los merengues de los cuales obtuvieron cinco tarjetas amarillas.

Aunque los culés hayan tenido solo ocho faltas recibieron tres cartulinas amarillas y una roja para Sergi Roberto al termino del primer tiempo del partido.

Entre las agresiones resaltan la amonestación del delantero Lionel Messi por la fuerte falta contra Sergio Ramos, quien también estaba amonestado.

Además una terrible entrada de Bale sobre Umtiti que fue marcada como falta pero que era para una expulsión, el galés que estuvo de más en el campo fue el anotador del empate.

Por otra parte, Luis Suárez también cometió una falta clara que no fue marcada contra el defensa Varane, que puso a Lionel Messi para marcar el segundo del Barça.

Siguen los roses tras el clásico

Los jugadores del Real salieron molestos del juego denunciando la actuación del árbitro Hernández Hernández, además de unos supuestos comentarios de Messi al colegiado.

Según los merengues, están denunciando al argentino haberle reclamado al árbitro luego de la expulsión de Sergi, “Te cagas, te cagas y ya está bien de regalarles cosas”, habría dicho Messi.

Medios internacionales afines al Real Madrid resaltan que de momento, las supuestas imágenes que podrían revelar lo ocurrió con Messi y el árbitro no han salido a la luz.

  • Te sugerimos leer:

El último clásico de Iniesta termina con empate