Neymar padre del futbolista brasileño del mismo nombre, ya ha iniciado los movimientos para sacar a su hijo del París Saint-Germain (PSG), club al que llegó esta temporada luego de su salida sorpresiva del FC Barcelona.

Según información de Libération, Neymar padre quien también es agente del delantero se habría tomado un avión hace un par de semanas para verse con Pini Zahivi en París e iniciar el recorrido entre París y Madrid, España.

El diario Marca resalta que Pini Zahivi será muy nombrado en los despachos del Santiago Bernabéu durante el mercado de fichajes de este verano, tal como fue en el PSG al ser el intermediario de esa operación millonaria.

La nueva operación y objetivo principal de Zahivi y el progenitor de Neymar es de llevar al exbarcelonista al equipo del Real Madrid para conformar una nueva plantilla para las próximas temporadas del club merengue.

Neymar no quiere ir a Inglaterra, no puede volver al Barcelona debido a la forma en que salió y el Bayern de Alemania nunca ha afrontado un fichaje de tan alto precio, por lo que el Madrid es la opción más segura para jugar la siguiente temporada, apunta Libération.

¿Cómo evoluciona la recuperación de Neymar?

Multa al PSG

El medio deportivo L’Equipe ha informado que el París Saint-Germain está a punto de ser sancionado por la UEFA debido al Fair Play Financiero, solo hace falta el veredicto final que se espera se de a conocer las próximos semanas antes de que finalice el mes de junio.

Son pocas las vistas positivas dentro del club respecto a la sanción que establecería la investigación abierta por la UEFA desde el 1 de septiembre 2017 cuando el PSG realizó varias contrataciones millonarias sobrepasando el limite de gastos.

El máximo organismo del fútbol europeo, la UEFA, analiza los movimientos del PSG tras las últimas compras del brasileño Neymar Jr. que costó 222 millones de euros y el francés Kylian Mbappé por 180, alcanzando un gasto de 402 millones.

Esta sería la segunda sanción para el PSG ya que también fue sancionado en 2014 por la renovación del equipo, en ese entonces el tope de déficit entre fichajes y salidas que le impuso la UEFA al club parisino fue de 60 millones de euros.

También puedes leer: