A partir del miércoles de esta semana los maestros del Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala (STEG), permanecen en las instalaciones del Ministerio de Educación como medida de presión para que el Congreso de la República apruebe la ampliación presupuestaria de Q961 millones, que da vida al incremento salarial acordado con el Ejecutivo.

Los maestros acordaron con el Ejecutivo un aumento del 15% (escalonado durante tres años) y un bono anual de Q2,500, el cual fue aprobado en febrero por el presidente Jimmy Morales.

Las acciones de los maestros liderados por Joviel Acevedo, han perjudicado a la cartera educativa, sobre todo en el área administrativa, razón por la cual en las próximas horas el equipo de abogados del Ministerio de Educación entregará a las autoridades un informe jurídico para determinar si hay o no delito que perseguir y qué acciones legales se pueden emprender.

Delegaciones departamentales siguen tomadas

El Viceministro de Diseño y Verificación de la Calidad Educativa, José Moreno Cámbara, indicó que hasta el momento las 25 direcciones departamentales permanecen tomadas, algunas de manera total y otras de manera parcial. Añadió que las direcciones departamentales llevan cerradas tres semanas.

Huehuetenango, Quiché y Jalapa son los departamentos más afectados por el paro magisterial que esté viernes cumple 20 días hábiles.

“Nosotros creemos que como parte de la protesta hay entre 1 mil y 1 mil 500 establecimientos cerrados de manera permanente y de manera parcial un aproximado de 3 mil establecimientos educativos”, dijo el viceministro de Diseño y Verificación de la Calidad Educativa, José Moreno Cámbara.

José Moreno Cabrera comentó  que el Ministro de Educación, Oscar Hugo López, ha tenido comunicación  con el líder del  Sindicato de Trabajadores de la Educación de Guatemala, Joviel Acevedo, sin embargo, no han llegado a acuerdos.

“Tengo entendido que el ministro de Educación, Oscar Hugo López, estuvo hablando con ellos para tratar de convencerlos que no hay razón para un movimiento de este tipo, pues el Ministerio de Educación cumplió con lo que solicitó el sindicato, pero la homologación de un pacto toca muchas más instituciones no solo al Ministerio”, dijo Moreno Cámbara.

La toma del edificio del Ministerio de Educación causó que las autoridades decidieran reubicar a toda la planta central, incluyendo personal administrativo, en otros edificios que pertenecen al Ejecutivo.

  • Te puede interesar:

CC ordena al Ejecutivo que se restablezcan las clases