Autoridades de Colombia incautaron este sábado casi una tonelada de cocaína a disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El decomiso de cocaína se dio mientras intentaban transportarla por un río desde el suroeste de ese país hacia Centroamérica.

El hallazgo se dio cuando los militares que se encontraban realizando operativos aéreos en el área, se percataron de que elementos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), intentaban manipular una embarcación.

Al momento de inspeccionar la embarcación, los militares hallaron 932 kilos de cocaína abandonada por sus tripulantes. Según el reporte militar, los disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que iban a bordo de la embarcación, huyeron una vez que percibieron la presencia de la fuerza naval.

“Las disidencias del frente 30 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), pretendían transportar cerca de una tonelada de cocaína, desde el río Micay hasta Centroamérica”, señalaron los militares en un comunicado.

Incremento de ofensiva militar

En los últimos meses, las autoridades de Colombia han incrementado las ofensivas contra los grupos que se apartaron del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en 2016.

Los desertores se disputan el mercado de la cocaína y otras drogas a sangre y fuego con bandas criminales y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el último grupo rebelde que queda en el país. Las autoridades colombianas han confirmado la influencia de cárteles mexicanos en esa confrontación.

Según cálculos oficiales, las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) suman unos 1 200 integrantes, entre exguerrilleros y nuevos reclutados.

  • Te puede interesar:

Ejército de Nicaragua toma distancia de Daniel Ortega