Cientos de personas protestaron este sábado frente a la embajada de Estados Unidos en Tegucigalpa, Honduras, contra la decisión de Washington de cancelar el Estatus de Protección Temporal (TPS) que concedía derechos a cerca de 60 mil inmigrantes hondureños.

La protesta fue convocada por el coordinador de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Manuel Zelaya, quien instó al gobierno de Juan Orlando Hernández a negociar el Estatus de Protección Temporal (TSP) o la residencia permanente, a cambio de la continuación de la presencia de las tropas estadounidenses en la base de Palmerola, situada a unos 50 kilómetros al norte de la capital hondureña.

“Juan Orlando debe negociar con Estados Unidos los tratados militares y los tratados comerciales a cambio de ampliar el Estatus de Protección Temporal (TSP) o bien dar residencia permanente a los hondureños”, dijo Manuel Zelaya a medios locales durante la protesta.

El TPS fue concedido a los hondureños tras los daños causados por el Huracán Mitch en ese país.

Los manifestantes se reunieron en el bulevar Morazán  y caminaron medio kilómetro hasta el frente de la embajada de Estados Unidos, en Honduras, la cual estuvo custodiada por decenas de policías antimotines.

Manuel Zelaya informó que otros cientos de personas se concentraron frente a Palmerola para exigir la salida de la tropas estadounidenses por la cancelación del Estatus de Protección Temporal (TSP) para los hondureños.

Pamerola es una base donde se rotan por semanas al menos unos 500 efectivos procedentes de diferentes estados, que realizan jornadas de entrenamiento y atención a la población civil con brigadas de salud y construcción de pequeñas obras comunales.

El sitio fue construido entre 1984 y 1985 por Estados Unidos, mediante un acuerdo militar bilateral de 1954 y en el marco de la ofensiva que emprendía contra los movimientos revolucionarios, en el conflicto este-oeste en Centroamérica.

La cancelación del TPS

Estados Unidos anunció el 4 de mayo que ampliaba por última vez durante 18 meses el Estatus de Protección Temporal (TSP), pero que en el 2020 quedaba cancelado.

El Estatus de Protección Temporal (TSP), fue aprobado en 1999, un año después de que el huracán Mitch devastara a Honduras.

El gobierno de Hernández gestionó la continuación del convenio, pero luego de la cancelación anunció una ofensiva diplomática para lograr obtener la residencia permanente para los 60 mil hondureños favorecidos.

  • Te puede interesar:

Candidato a la Presidencia propone la creación de un muro tecnológico