Más de 40 personas fallecidas y unos dos mil heridos habrían dejado disturbios en la frontera de la Franja de Gaza, según medios internacionales que citan a fuentes oficiales de Palestina. Las víctimas protestaban contra la apertura de la embajada de Estados Unidos en Jerusalén y esto desencadenó los violentos sucesos.

Se indica que hay 30 personas en estado grave. Del total de heridos, 900 tienen heridas de bala y la mayoría intoxicados por gases lacrimógenos, indican las agencias de prensa internacional.

Las primeras víctimas fueron identificadas por las autoridades de Palestina. El portavoz del Ministerio de Salud palestino en Gaza, Ashraf al Qedra, dijo de que el primer muerto fue Anas Qudieh, de 21 años, por impacto de bala en el este de Jan Yunis, en el sur del enclave. Poco después moría otro joven, identificado como Musab Abu Leila, de 28 años, en las manifestaciones en el este de Yabalia, en el norte de la Franja.

Protestan por embajada

Los disturbios ocurren el día en que Estados Unidos traslada su embajada de Tel Aviv hacia Jerusalén, tras reconocer el año pasado Donald Trump, a esta última ciudad como la capital de Israel.

Al evento de este lunes no asistió el mandatario estadounidense, pero sí su hija Ivanka Trump, también el esposo de esta, ya que ambos fungen como asesores. Asimismo el Secretario del Tesoro y el Subsecretario de Estado, así como delegados de más de 30 naciones.

Según recientes informaciones, y en el marco del citado enfrentamiento, la aviación israelí bombardeó objetivos del grupo terrorista Hamás en respuesta a los disparos contra las tropas en la frontera.

“Los aviones atacaron los puestos militares de Hamás cerca de la zona de Yabalia después de que las tropas recibieran disparos desde el norte de la Franja. Ningún soldado resultó herido”, indica un comunicado el Ejército israelí.

Por su parte, un portavoz de Hamás dijo en un comunicado que “los palestinos no aceptarán vivir bajo el bloqueo que se ha impuesto en la Franja de Gaza y están determinados a escribir su documento de autodeterminación”.

El Ejército israelí acusa en un comunicado a los islamistas de “dirigir una operación terrorista bajo cubierta de masas de gente en diez localidades de Gaza. De acuerdo a las propias declaraciones de Hamás y a la información que poseemos, Hamás intenta realizar una serie de ataques terroristas, incluida la infiltración masiva en Israel desde varios puntos que pretende dañar a los ciudadanos de Israel y las fuerzas de seguridad”.

Las operaciones palestinas para intentar ataques “han tenido lugar en las últimas semanas y probablemente van a escalar hoy”, añadió la nota castrense.

  • Te sugerimos leer:

Ejército de Nicaragua toma distancia de Daniel Ortega