Paleontólogos descubren el caso más antiguo de caspa

12

A todos los pájaros y mamíferos modernos se les descama la piel en diminutos copos epidérmicos que llamamos “caspa”, pero un equipo de paleontólogos del Colegio Universitario de Cork acaba de descubrir el caso más antiguo de caspa en un dinosaurio con plumas que vagaba por China hace 125 millones de años, según un estudio publicado en Nature Communications.

El equipo de paleontólogos del Colegio Universitario de Cork dio a conocer que el hallazgo fue posible gracias a un fósil de microraptor, un dinosaurio carnívoro con alas en las cuatro extremidades que tenía el tamaño de un cuervo.

Imágenes tomadas con un poderoso microscopio electrónico desvelaron que, al igual que los humanos, estos dinosaurios también soltaban copos de caspa hechos de corneocitos, unas resistentes células llenas de queratina.

Según los investigadores, es el primer caso conocido de caspa fosilizada y la única prueba hasta ahora de cómo mudaban su piel estos dinosaurios. El hallazgo muestra que, en lugar de perder su capa exterior de una sola pieza o en grandes trozos, como los reptiles modernos, los dinosaurios con plumas se adaptaron para mudar su piel en diminutos copos, como las aves de hoy en día.

Los científicos continuaron su investigación en otros dos fósiles de dinosaurios emplumados del Cretácico, el beipiaosaurus y el sinornithosaurus, y hallaron más trozos de caspa. El material está muy bien conservado y es casi idéntico al que se encuentra en las aves modernas, aunque un poco menos graso. La grasa ayuda a los pájaros modernos a perder calor en el esfuerzo de volar, por lo que tal vez estos dinosaurios no volaban muy bien o no volaban en absoluto.

  • Te puede interesar:

¿Perder peso sin esfuerzo?: revelan que masticar chicle podría ayudar