Más de la mitad de los pilotos de aerolínea británicos se han dormido en la cabina y un tercio se ha despertado alguna vez y encontrado a su copiloto dormido, según un nuevo estudio.

El estudio entre 500 pilotos encargado por la Asociación de pilotos británicos de aerolínea (British Airline Pilots’ Association, BALPA), también afirma que el 43% cree que el cansancio ha comprometido su habilidad para pilotar al menos una vez al mes en el último medio año.

Un 56 % admitió que se durmieron en un vuelo y 29% que al despertarse vieron como el copiloto también dormía.

El informe aparece después de que un diario británico divulgase la foto de un capitán y su adjunto durmiendo al mismo tiempo, con el piloto automático puesto, durante un vuelo de una aerolínea no identificada el 13 de agosto.

La Autoridad de la aviación civil dijo que uno de los pilotos explicó que habían dormido sólo cinco horas en los dos días anteriores.

El lunes, el parlamento europeo votará una propuesta para poner limites a las horas de trabajo continuo de los pilotos y la tripulación.

Sin embargo, afirma Balpa, las nuevas reglas son peores que las británicas.

‘El cansancio ya es un gran problema para los pilotos, a quienes preocupa que las nuevas reglas no científicas de la UE cortarán los estándares británicos’, dijo el secretario general de BALPA, Jim McAuslan.

Entre otras limitaciones, las nuevas regulaciones impedirán a los europeos pilotar -o esperar en un aeropuerto a hacerlo- durante más de 16 horas seguidas.

Si bien se trata de un límite inferior al de algunos países europeos, como España -26 horas seguidas-, es más que las 14 horas británicas.

La Comisión europea negó que vaya a reducirse la seguridad.

‘Es falso e irresponsable’ sugerirlo, dijo una portavoz de la comisión. ‘La seguridad es la primera prioridad de la UE’.

Las nuevas reglas prohibirán que los descansos de la tripulación durante el vuelo sean en los asientos de clase económica.