El desempleo técnico para 800.000 funcionarios estadounidenses debido a la falta de acuerdo sobre el presupuesto federal, recuerda el precedente del invierno 1995-96, bajo la presidencia del demócrata Bill Clinton.

La pulseada entre el ejecutivo y el legislativo, dominado entonces por los republicanos que exigían recortes en el presupuesto, llevó a la parálisis de los servicios administrativos federales, en dos ocasiones, la primera durante seis días y luego por tres semanas.

Unos 800.000 funcionarios fueron puestos en desempleo parcial del 14 al 19 de noviembre de 1995 y 280.000 entre el 16 de diciembre y el 7 de enero de 1996. Durante ese segundo ‘cierre’, otros 500.000 funcionarios trabajaron pero no pudieron recibir su paga a tiempo.

Las pérdidas ocasiondas por esa parálisis del Estado federal, cuando la opinión pública atribuyó la responsabilidad a los republicanos, fueron estimadas en unos 1.400 millones de dólares.

Una fuerte tempestad de nieve había agravado la situación, impidiendo que se retomara el trabajo durante otros dos días, el 8 y 9 de enero de 1996.

El compromiso sobre el presupuesto fue finalmente alcanzado el 28 de setiembre de 1996 entre la Casa Blanca y los líderes del Congreso, Bob Dole en el Senado y New Gingrich en la Cámara de representantes.

En noviembre de 1996, el presidente Clinton vetó los proyectos de los republicanos para reducir el financiamiento en siete años de Medicare (el seguro médico de los jubilados) por un monto que duplicaba al que él demandaba (226.000 millones de dólares contra 102.000 millones) así como bajar impuestos (de 240.000 millones contra 87.000 millones).

Los demócratas también se habían opuesto a recortar fondos del presupuesto para educación y medio ambiente.

Los ‘cierres’ habían afectado principalmente a los servicios ‘no esenciales’ como el de entrega de pasaportes, parques nacionales, museos, y monumentos como la Estatua de la Libertad. Los funcionarios que continuaron trabajando fueron los militares, la policía, el correo, los controladores aéreos, los meteorólogos y los inspectores sanitarios.

El presidente Clinton fue reelecto del 5 de noviembre de 1996.