Miami, Estados Unidos

Djokovic dispuso de Murray por 7-6 (7/3), 4-6, 6-0 para ganar su quinto título (2007, 2011, 2012, 2014 y 2015) y el vigesimosegundo de su carrera en Masters 1000.

“Fue un buen partido, simplemente muy difícil y en condiciones brutales (mucho sol y calor) para los dos. Nosotros tratamos de permanecer mentalmente fuerte y aguantar así la batalla, tratando de desgastarnos uno al otro”, señaló Djokovic en conferencia de prensa.

Con su nueva corona en Miami, Djokovic quedó a una del estadounidense Andre Agassi (6) y a dos de Serena Williams, que el sábado logró el octavo título en este torneo al vencer en la final a la española Carla Suárez Navarro.

‘Nole’ conquistó también su vigesimosegundo título en torneos Masters 1000, tercero en el circuito de la ATP detrás del español Rafael Nadal (27) y el suizo Roger Federer (23).

También el serbio se convirtió en el primer jugador en ganar los Masters 1000 de Indian Wells -lo hizo hace dos semanas- y Miami en un mismo año tres ocasiones distintas, tras 2011 y 2014.

En cuanto al récord, ‘Nole’ destacó que “estoy tratando de disfrutar el momento, uno de los mejores en mi carrera, ya que estoy jugando probablemente el mejor tenis de mi vida, muy confiado y en muy buena forma física”.

Por su parte, Murray apuntó que “luché mucho, sobre todo en los dos primeros sets, pero en el tercero ya no tenía fuerzas, me sentía muy agotado, pero de todas manera me llevo lo mejor de este torneo y su gente”.

“Felicito a ‘Nole’, él fue el mejor en la cancha, estuvo inmenso”, subrayó el escocés.

En cuanto a la comparación con el partido que escenificaron poco más de dos semanas en semifinales del Indian Wells (primer Masters 1000 de año), Murray aclaró: “en esta ocasión (Miami) estuve mucho más positivo, hice muchas cosas mejores que en el de allá, pero él (Djokovic) se desempeña muy bien, corre bien, se mueve bien, físicamente esta en forma, en fin, es un jugador excepcional”.