Luego de una introducción acerca de los datos generales de nuestro país, donde destaca su potencial turístico, la revista Leaders también hace un panorama acerca de los índices de violencia. Allí  sale a colación la labor “filantrópica” de la Fundación para el Desarrollo (Fundesa), que lleva a cabo tanto en nuestro país como en Washington.

La publicación, con sede en Nueva York, hace énfasis en los esfuerzos de dicha entidad para hacer de Guatemala un lugar de esperanza y oportunidad en lugar de uno de miseria. También se menciona la propuesta nacional de Fundesa para acelerar los cambios con una hoja de ruta que propone cambios sociales, económicos e institucionales. Incluso señala que esta iniciativa es un ejemplo que se puede replicar en otros países en desarrollo.

image1 (1)Al  presidente de Fundesa, Felipe Bosch, la revista le hace una entrevista donde da a conocer las metas y los esfuerzos que hacen para cumplirlas. Se menciona la Agenda Nacional de Desarrollo, que es el plan base que se ha usado en los últimos seis años para destruir los estereotipos pasados y ya obsoletos que describen a Guatemala como una nación polarizada. “Queremos reemplazar eso con la realidad de un sector privado proactivo que promueve el diálogo a nivel nacional un consenso para promover un desarrollo incluyente”, dice Bosch en la referida entrevista.

El directivo de Fundesa reconoce que llevar a cabo tan ambiciosa agenda requiere el apoyo de amigos de la comunidad internacional. Por tal razón, trabajan en una nueva forma de acercarse a la ayuda extranjera.

Se detalla además que mucho del trabajo ha sido guiado por el guía técnica del profesor Ricardo Hausmann de la Universidad de Harvar, así como de asesores del grupo Dalberg Global Development. Se menciona el trabajo que se hace a través de la iniciativa Mejoremos Guate, que otorga diagnósticos de los problemas que se tienen y diseña estrategias para combatirlos.

Para ver toda la entrevista, este es el link.