Vecinos de cuatro zonas de la capital se quejaron este miércoles en el Congreso de lo que consideran “el mal estado” de las paradas seguras utilizadas por el servicio de Transurbano.

Las quejas van desde la falta de mantenimiento hasta hechos delictivos en las paradas. Los vecinos plantearon sus denuncias a Selvin García, diputado de Compromiso, Renovación y Orden (CREO) en donde también estuvieron presentes representantes de la Procuraduría de los Derechos Humanos (PDH) y del Fondo Nacional de Desarrollo (Fonades).

Edgar Guerra, defensor del Usuario del Transporte Público en la PDH, informó que abordaron esa problemática y buscaron soluciones; afirmó que también es necesario ubicar a los culpables de tal situación. “Se ha convertido en un riesgo y están en mal estado el 70 por ciento de ellas, están prácticamente inservibles y se debe ver quiénes son los responsables de este tipo de engaños”, añadió.

Según García en estas paradas ha habido robos y asesinados. “Muchas de las quejas es que muchas paradas no cuentan con iluminación y menos con cámaras de seguridad”, finalizó, razón por la que pedirán tomar cartas en el asunto al Ministerio de Gobernación y a la Dirección de Atención al Consumidor del Ministerio de Economía.