La Reserva de la Biósfera May (RBM) fue creada hace 25 años con el propósito de resguardar el patrimonio natural y cultural de la zona. Allí, además de 2.2 millones de hectáreas de bosque, está el 13% de los espejos de agua dulce del país y se albergan más de 200 sitios arqueológicos de importancia para la humanidad.

“Se estima que se han realizado más de 2 mil 400 patrullajes terrestres, recorriendo así el equivalente a 38 mil kilómetros durante los más recientes cinco años”, afirmó Benedicto Lucas, Secretario Ejecutivo del CONAP,

Reserva Biosfera Maya_CIPEC (29)El informe señala que también hay aproximadamente otras 36 mil hectáreas de terreno que se encuentran en proceso de recuperación. Para la realización del documento, que está disponible en el sitio web del CONAP, se contó con el apoyo de la Sociedad para la Conservación de la Vida Silvestre, la extranjera Fundación Nacional para la Democracia y de la cooperación de los gobiernos de Estados Unidos y del Reino Unido.

Los datos oficiales también dan cuenta de que hay una tendencia de reducción en la deforestación y en la tasa neta de cambios de cobertura del suelo luego de un pico histórico registrado en 2008. “Otra de las conclusiones es que la disminución de pérdida de bosque está vinculado con un incremento importante en la cantidad de personal e infraestructura en la RBM”, señaló el funcionario.

Se informó, además, que los monitoreos y avances en la temática han sido posibles gracias al trabajo conjunto con la sociedad civil local, tal como la Asociación Balam, el Foro de Justicia Ambiental, así como los socios como la entidad global Rainforest Alliance y con la organización que donó los sobrevuelos LightHawk.