Trascendió este martes que de forma voluntaria fue entregado en la sede central del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), un mono araña de aproximadamente dos semanas de vida. Los expertos opinan que por las características propias de su comportamiento en el bosque, para extraer ilegalmente a esta especie es necesario asesinar a la mamá y así arrebatarlo de sus brazos.

En una caja de zapatos fue entregado el espécimen en una clínica veterinaria de la ciudad capital. Personal de ese centro asistencial para animales se puso en contacto con el CONAP para su entrega.

SONY DSCSegún informes, aparentemente el mono fue entregado a una persona en pago de una deuda, por lo que el departamento jurídico del CONAP ya se encuentra realizando las diligencias legales correspondientes.

Esta especie es escasa forma parte del Listado de Especies Amenazadas y de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies de Flora y Fauna Amenazadas.

Los expertos también señalan que en la edad en la que se encuentra dicho ejemplar rescatado necesita cuidados particulares, debe alimentársele con biberón y utilizar leche especial para su crecimiento.

Este martes por la noche será trasladado al refugio de la Asociación de Rescate y Conservación de la Vida Silvestre (ARCAS) en Petén, donde recibirá cuidados de guardería, mantenimiento, monitoreo, rehabilitación y adaptación al clima, para posteriormente proceder a su liberación, proceso que durará alrededor de tres años.

En vista de estos hechos, el CONAP reitera el llamado a la población de no comprar animales silvestres pues no son mascotas. Comercializar y poseer estas especies es un delito, para efectuar denuncias está disponible el número telefónico 2422-6700 extensión 1615, el correo [email protected] y para hacerlo en línea el link http://conap.gob.gt/index.php/servicios-en-linea/asuntos-juridicos/denuncias.html.