Luego de que el Juzgado de Primera Instancia Penal de Narcoactividad y Delitos contra el Ambiente de Santa Rosa, ligara a proceso penal y enviara a previsión preventiva a Roberto Morales Monzón, gerente general de mina San Rafael por el delito de contaminación industrial, las reacciones no se hicieron esperar.

La Gremial de Industrias Extractivas (Gremiext), adscrita a la Cámara de Industria de Guatemala (CIG), dio a conocer a la opinión pública este jueves que consideran que el fallo emitido por mencionado Juzgado en ningún momento está “resolviendo” que dicha compañía haya incurrido en delito de contaminación industrial. Por esa razón, esa empresa apelará los fallos de dicho juzgado, a la espera de que se cumpla con el debido proceso.

Aclaran que únicamente solicitó al Ministerio Público que se presenten en un mes y medio las pruebas necesarias para sustentar la denuncia que 300 comunitarios plantearon en 2012 contra la mina por contaminar un río en esa región. Según el Centro de Acción Legal, Ambiental y Social (Calas), que respalda a los comunitarios, la mina ha contaminado una quebrada que se une con el río Los Esclavos que atraviesa Santa Rosa.

Dicha gremial señala que el fallo emitido por el juez al dictar prisión preventiva al empleado de Minera San Rafael fue exagerado e improcedente porque, a su criterio, no responde a la gravedad del caso y no es consistente con lo que la legislación de nuestro país establece.

Hacen hincapié en que en el Acuerdo Gubernativo 236-2006, que contiene el reglamento de descargas y reúso de aguas residuales y de disposición de lodos, se especifica que la toma de muestras de agua deben realizarse exclusivamente en lugares donde se encuentra ubicado el dispositivo de toma de muestras.

Informan que la muestra que sirve de fundamento a la denuncia en mención se tomó afuera de la propiedad de la Minera San Rafael, en un cuerpo de agua natural. Por esa razón, los personeros de dicha empresa afirman que los procedimientos contravienen lo especificado en dicho reglamento y eso los exime de toda responsabilidad.

También informan que desde el año 2010 la Minera San Rafael S. A. realiza muestras de sus descargas de agua asegurando que el 100% cumple con el marco legal guatemalteco.

La mina San Rafael es una subsidiaria de la canadiense Tahoe Resources Inc, que explota plata en terrenos de Mataquescuintla, del municipio San Rafael Las Flores (Santa Rosa).

El portavoz de la mina San Rafael, Andrés Dávila, dijo a los medios de comunicación que la compañía cumple con la legislación ambiental guatemalteca y anunció que en los próximos días los abogados buscarán por la vía legal revertir la decisión judicial.